Astrónomos confirman la galaxia espiral más antiguaLa galaxia se encuentra detrás de un cúmulo másivo de galaxias que actúan como lente magnificando su visibilidad.

Astrónomos confirman la galaxia espiral más antigua

Un grupo internacional de astrónomos ha logrado observar la galaxia espiral más antigua encontrada hasta el día de hoy. Según las informaciones, esta galaxia se formó cuando el universo tenía 2.600 millones de años, aproximadamente una quinta parte de su edad actual.

La galaxia denominada A1689B11 es un descubrimiento notable. Como explica el equipo en su trabajo de investigación, que se publicará en el Astrophysical Journal, esta es solo la segunda espiral que se ha observado a más de 10 mil millones de años de la Tierra. Estas observaciones son el primer paso para comprender cómo se formaron las galaxias espirales, como la Vía Láctea, y como era el universo al principio.

«Esta galaxia está formando estrellas 20 veces más rápido que las galaxias de hoy, tan rápido como otras galaxias jóvenes de masas similares en el universo temprano. Sin embargo, a diferencia de otras galaxias nacidas en época similar, A1689B11 tiene un disco muy fresco y delgado, girando con calma y sorprendentemente con una débil turbulencia. Este tipo de galaxia espiral nunca fue vista anteriormente en esta época temprana del universo», dijo en un comunicado el autor principal, Dr. Tiantian Yuan, de la Universidad Tecnológica Swinburne en Australia.

Se cree que las galaxias se formaron en la depresión gravitatoria espacio-temporal creada por la materia oscura. El gas de hidrógeno fluyó dentro de ellos en los primeros millones de años después de la ocurrencia del Big Bang, donde colapsó en estrellas y finalmente en agujeros negros supermasivos. Durante miles de millones de años, estas proto-galaxias se convirtieron en espirales, aunque la secuencia exacta de los eventos aún no está clara.

«Las galaxias espirales son excepcionalmente raras en el universo temprano, y este descubrimiento abre la puerta a la investigación de cómo las galaxias pasan de discos turbulentos y muy caóticos a discos tranquilos y delgados como los de nuestra galaxia Vía Láctea».

Las observaciones fueron posibles usando una lente gravitacional. Los objetos masivos, en este caso, un grupo de galaxias, pueden doblar el espacio-tiempo de forma tal que la fuente de luz detrás de ellos se magnifica como si atravesara una lente. La luz de A1689B11 solo experimentó eso, por lo que el equipo pudo verlo.

«Esta técnica nos permite estudiar galaxias antiguas en alta resolución con un detalle sin precedentes», agregó el Dr. Yuan. «Podemos mirar 11 mil millones de años atrás en el tiempo y ser testigos directos de la formación de los primeros y primitivos brazos espirales de una galaxia».

Es probable que existan más galaxias como A1689B11 y pronto podremos encontrarlas. Cuando los telescopios como el Telescopio Espacial James Webb se conecten en unos años, veremos más de estos objetos y en mayor detalle.

COMMENTS

WORDPRESS: 1
DISQUS: 0