¿Resuelto el misterio de la construcción de los Moais en la Isla de Pascua?

¿Resuelto el misterio de la construcción de los Moais en la Isla de Pascua?

Probablemente, las famosas estatuas Moai de la Isla de Pascua representan uno de los grandes misterios del planeta. ¿Cómo demonios una civilización tan pequeña pudo construir cientos de estas enormes cabezas de piedra? Una nueva investigación parece estar más cerca que nunca de resolverlo.

Cuando los europeos llegaron por primera vez a las costas de la isla en 1722, encontraron casi 900 de estas estatuas intactas. Aquello no tenía mucho sentido, ya que los números no cuadraban para una población de entre 1.500 y 3.000 personas. Las cuentas salían a menos de cuatro personas por cada monolito gigante.

¿La posible respuesta? El estudio publicado en Frontiers in Ecology and Evolution ha establecido el tamaño máximo posible de la población para la civilización aislada de la isla en su apogeo. Según Cedric Puleston, autor principal del estudio y profesor en la Universidad de California:

Parece que la isla podría haberse apoyado en 17.500 personas en su apogeo, lo que representa el extremo más alto de todas las estimaciones anteriores. A pesar de su aislamiento casi completo, los habitantes de Isla de Pascua crearon una estructura social distinta, y se dieron estas sorprendentes obras de arte antes de que ocurriera un cambio dramático.

Por tanto, el estudio sugiere que las estatuas fueron talladas y erigidas en un momento en que la Isla de Pascua se apoyaba en una población mucho más grande. Usando datos de la isla estimaron cuán alto podrían haber alcanzado esas cifras. Esta estimación se basó en el clima y la calidad del suelo en la isla, de hecho, se cree que el 19% ya era capaz de cultivar la cantidad necesaria de alimentos para todos los habitantes.

Estatuas Moai de la Isla de Pascua

Estatuas Moai de la Isla de Pascua

De esta forma, si los Moai fueran construidos por un grupo mucho más grande del que los europeos encontraron, se aclararía parte del misterio que rodea al enclave. Sin embargo, también plantearía nuevas preguntas. Por ejemplo, ¿cómo cayó tan rápido la población en los pocos siglos de diferencia entre la construcción de las estatuas y el primer contacto con los europeos?

Eso sin contar con otra incógnita no revelada. Aunque fueran más habitantes, y con ello pudieran construir las inmensas estatuas, ¿cómo pudieron transportarlas por la isla después de terminarlas? Quizás eran tipos con una fuerza inusitada, quizás hacían uso de otros objetos, o simplemente, quizás nunca lo sepamos.

El estudio científico ha sido publicado en Frontiers in Ecology and Evolution.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0