Maquinas voladoras de hierro dominaron los cielos antiguos en el remoto pasado

Maquinas voladoras de hierro dominaron los cielos antiguos en el remoto pasado

Los textos sánscritos están llenos de referencias a dioses y batallas que lucharon en el cielo, usando potentes Vimanas equipados con las más sofisticadas armas mortales.

Según dichos textos, habían una vez, diversas razas en la Tierra. Algunos de ellos lucharon por dominar nuestro planeta.

Las historias de estos encuentros fueron continuamente transmitidas oralmente de una generación a otra hasta que finalmente fueron escritas a través de los siglos.

Hoy podemos leer sobre ellos en épicas sagradas como «Ramayana», «Mahabharata», «Bhagavata Purana» y otros.

A finales del siglo XIX, el yogui indio Swami Vivekananda fue el primero en demostrar la religión védica y la filosofía en los Estados Unidos y Europa. Se había encontrado con las grandes mentes científicas como Edison, Lord Kelvin y nuestro brillante científico Nikola Tesla. Tesla se inspiró profundamente en los conceptos y conocimientos de Vivekananda que obtuvo de los Vedas indios.

También estaba fascinado con la cosmología védica y sus conceptos y entendía que perfectamente complementaban las ya existentes teorías occidentales.

Sin embargo, Tesla no «demostró la identidad de la energía y la materia… La prueba matemática del principio vino hasta aproximadamente diez años más tarde cuando Albert Einstein publicó su artículo sobre la relatividad. Lo que se sabía en el Este durante los últimos 5.000 años era entonces conocido por Occidente …” (Tesla Memorial Society de Nueva York).

Los textos védicos dicen que el «vehículo aéreo» – que conocemos como Vimana – podía moverse como un OVNI, y de alguna manera permitía al piloto ir arriba, abajo, hacia adelante o hacia atrás. Tenía forma de esfera y se movía a gran velocidad sobre un impulso potente generado por mercurio. Aparentemente, el mercurio desempeñó un papel importante en la propulsión de los «carros celestiales» que se describen con frecuencia en los antiguos textos sánscritos.

David H. Childress menciona en su libro «The Anti-Gravity Handbook» otra fuente india, el Samar, y dice que «los vimanas eran máquinas de hierro sumamente lisas, con una carga de mercurio que salía disparada por la parte posterior en forma de una llama rugiente».

¿Es posible que el mercurio tenga algo que ver con el sistema de guía y el sistema de propulsión de los Vimanas?

¿Podría el descubrimiento soviético de «antiguos instrumentos utilizados en la navegación de vehículos cósmicos» en las distantes cuevas del Turkestán y el Desierto de Gobi, probar la importancia del mercurio en los sistemas de Vimana?

Estos misteriosos instrumentos fueron descritos como objetos semiesféricos de vidrio o porcelana, terminando en un cono con una gota de mercurio en su interior.

Redescubierto en un templo en la India en 1875, el «Vaimanika Sastra» (un cuarto siglo a.C) es un texto en sánscrito que describe una tecnología aeroespacial.

Bharadwaja el Sabio recopiló información sobre los Vimanas de al menos ochenta textos anteriores y epopeyas védicas para su libro «Vaimanika Sastra». Los eruditos que encontraron el trabajo en 1918 en la Biblioteca Real de Sánscrito de Barbuda al norte de Bombay, India, han verificado la autenticidad de la obra de Bharadwaja, así como los manuscritos que consultó cuando lo reunió.

El trabajo incluye descripciones detalladas de vehículos voladores para la aviación civil y la guerra, aviones de dos y tres pisos, aviones de carga y aviones de pasajeros utilizados para el transporte de 400 a 500 personas.

También incluye detalles de construcción (31 partes esenciales de estos vehículos y 16 materiales de los que están construidos, que absorben luz y calor, instrucciones para pilotos, dimensiones exactas y descripciones del tipo de metal y otros materiales que serían más adecuados para la construcción de aeronaves, incluidos aparatos que no podían ser atrapados ni quemarse y menos romperse.

Bharadwaja el Sabio se refiere a no menos de 70 autoridades y 10 expertos de viajes aéreos en la antigüedad; desafortunadamente estas fuentes se perdieron.

Es muy dudoso que cualquier poeta, incluso el más brillante, podría crear este tipo de «cuentos de hadas de alta tecnología» con descripciones precisas de poderosas armas y vehículos avanzados.

Por otra parte, es probable que los escritores posteriores escribieran sobre Vimanas como observadores y basándose en textos mucho más antiguos, y estuvieran comprensiblemente confundidos con el principio de su propulsión u otros detalles técnicos.

Vimanas potentes, tanto gigantescos como pequeñas diseños para un solo pasajero, son descritos en estos textos.

Junto a ellos, hay descripciones de «ciudades voladoras», moviéndose en el espacio y casi autosuficientes. Estas «ciudades» – objetos gigantescos girando alrededor de su propio eje – eran espaciosas y ricamente decoradas. Tales ciudades cósmicas tenían puertas especiales para llegar a la nave y estaban constantemente en órbita alrededor de la Tierra.

También el «Samaranganasutradhara» describe cómo los vehículos fueron construidos. El trabajo, que nos da una idea del antiguo conocimiento tecnológico indio, tiene uno de sus ochenta y tres largos capítulos, dedicados a diversos dispositivos mecánicos y explica la construcción de coches aéreos en forma de pájaro; también tiene algunos versos que tratan acerca de robots destinados a actuar como guardias.

COMMENTS

WORDPRESS: 1
  • comment-avatar
    DnTeo 2 meses

    En la década de los años 60’s, uno de los difusores de la cultura brahamánica fue Bhaktivedanta Swami Prabhupada. Gracias a él se despertó curiosidad por conocer aquellos antiguos textos religiosos de la India en la que se narran esas fabulosas batallas.
    Indudablemente que son interesantes, pero más aún los mensajes hermenéuticos que todas esas tradiciones documentales tienen.
    Pero algo que me gustaría mucho, sería que los editores y articulistas de esta página también escudriñaran en las tradiciones ancestrales de Mesoamérica con el fin de revelar el verdadero significado de sus leyendas y tradiciones.
    Hay muchas pero por ser materiales que se circunscriben a regiones muy pequeñas, tal vez fuera mejor decir microregiones; no tienen mucha difusión.
    Hay una epopeya en especial que me llama mucho la atención y que considero tiene mucho de fondo, es la leyenda de una serpiente gigante que habitó en Coatepec, hoy conocido como Coatepec Costales en el norte del estado de Guerrero y en la que se da un enfrentamiento entre un mítico guerrero y ese ser, especie de dragón que termina con el fin de ambos en una gigantesca explosión.
    Como varias personas han plagiado el tema, han tergiversado la versión original y cada quien le quita o le pone lo que su imaginación le dicta. Sin embargo, aún se podría rescatar lo mejor de esa narración.

  • DISQUS: 0