Descubren 60 antiguos barcos romanos, bizantinos y otomanos en el Mar Negro

Descubren 60 antiguos barcos romanos, bizantinos y otomanos en el Mar Negro

Investigadores encontraron 60 barcos antiguos bien conservados en el fondo del mar Negro tras llevar a cabo «uno de los proyectos arqueológicos marítimos más grandes jamás realizados» durante casi tres años.

Según lo anunciado por los miembros del Proyecto de Arqueología Marítima del mar Negro, se trata de barcos romanos, bizantinos y otomanos, entre los cuales hay un barco de casi 2.500 años de antigüedad.

«Creo que hemos realizado uno de los descubrimientos más importantes de la arqueología subacuática mundial. Lo que tenemos es un barco antiguo que se ha conservado casi en su totalidad, con muchos elementos que hasta ahora son totalmente desconocidos para la ciencia», cita la televisión nacional de Bulgaria las palabras de Dragomir Grbov del Centro de Arqueología Subacuática (Sozopol, Bulgaria).

Modelo fotogramétrico preliminar del barco romano en estado prístino.

Modelo fotogramétrico preliminar del barco romano en estado prístino. Crédito: BlackseaMap

«Este conjunto debe formar uno de los mejores museos submarinos del mundo de barcos y navegación marítima», aseguró Jon Adams, profesor de la Universidad de Southampton (Reino Unido), que dirigió la expedición. La conservación en casi todos los casos es excepcional debido a la falta total de oxígeno al encontrarse a gran profundidad.

Galera romana descubierta por el equipo del proyecto.

Galera romana descubierta por el equipo del proyecto. Crédito: Black Sea MAP

La galera romana se encuentra parcialmente enterrada con mástiles todavía de pie, los timones y los remolcadores unidos y las cuerdas todavía intactas.

La galera romana se encuentra parcialmente enterrada con mástiles todavía de pie, los timones y los remolcadores unidos y las cuerdas todavía intactas. Crédito: Black Sea MAP

Pieza levantada de la galera romana

Pieza levantada de la galera romana. Crédito: Black Sea MAP

En el año 2015 los arqueólogos subacuáticos del Proyecto de Arqueología Marítima del mar Negro iniciaron un proyecto para estudiar los fondos marinos de ese mar con el fin de obtener información sobre la subida de las aguas tras la última glaciación. Desde entonces los investigadores han realizado tres estudios de campo que concluyeron en septiembre.

Además del descubrimiento de los naufragios, los científicos excavaron los restos de un asentamiento temprano de la edad de bronce en Ropotamo en Bulgaria, cerca de cuál era la costa antigua cuando el nivel del mar era mucho más bajo que hoy. A medida que las aguas subían, el asentamiento fue abandonado y ahora los restos de madera de la casa, chimeneas y cerámica se encuentran a 2,5 metros por debajo del fondo marino. El valle en que se había convertido el pueblo se convirtió en una bahía protegida visitada por los colonizadores griegos del período Arcaico, luego un puerto para los primeros marinos bizantinos y finalmente un fondeadero utilizado por los otomanos.

El equipo también ha continuado su trabajo de levantamiento en aguas profundas a 50 km de la costa utilizando el Surveyor Interceptor, un revolucionario vehículo robótico de operación remota, para llevar a cabo estudios geofísicos a lo largo de miles de kilómetros, revelando antiguas superficies enterradas profundamente debajo del lecho marino. sedimentos de hasta 12 m de longitud. A partir de los materiales en los núcleos se puede reconstruir la naturaleza de los ambientes antiguos, incluyendo procesos clave de cambio ambiental como el aumento del nivel del mar.

El Profesor Adams dice que todas las pruebas que han recogido en la expedición ahora ayudarán a reconstruir la historia de la marina de la zona: «Nuestros objetivos principales se centran en la prehistoria posterior de la región y en particular en la respuesta humana a los cambios ambientales importantes. Creemos que ahora tenemos un archivo sin precedentes de datos con el que abordar estas grandes preguntas sobre el pasado humano».

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0