Científicos conectan un cerebro humano a Internet por primera vez

Científicos conectan un cerebro humano a Internet por primera vez

¿Cansado de tocar en la pantalla de su teléfono inteligente de alto nivel para navegar por Internet? Quizá esto podría cambiar muy pronto, pues ¡el torpe nombre de «Brainternet» está aquí! Un equipo de investigadores de la Universidad de Wits en Johannesburgo han logrado conectar directamente un cerebro humano a Internet por primera vez.

Conectar el cerebro humano a una computadora básica no es tan fácil. Teniendo en cuenta que Elon Musk y el ala secreta de ciencia militar de los EE.UU. están tratando de desarrollar esta tecnología, parece un poco sorprendente que otro instituto de investigación con muchos menos fondos lo haya logrado. ¿Qué han hecho exactamente?

Según un comunicado de prensa, el equipo de neurocientíficos e ingenieros han utilizado un electroencefalograma (EEG) – un dispositivo que detecta señales eléctricas en el cerebro – para transmitir la actividad neurológica a un barato ordenador Raspberry Pi. Esto entonces transmite los datos a un programa que se ejecuta en un sitio web que cualquiera puede ver en cualquier momento.

Por lo tanto, no es exactamente lo que puede haber estado imaginando. Es esencialmente una ventana técnica en la actividad neuronal de alguien y que es de acceso abierto.

«En última instancia, estamos apuntando a permitir la interactividad entre el usuario y su cerebro de modo que el usuario pueda proporcionar un estímulo y vea la respuesta», dijo el coordinador del proyecto Adam Pantanowitz, profesor en Wits School of Electrical and Information Engineering, dijo en un declaración. Aunque los investigadores que observan lecturas de EEG ya realizan esto actualmente, esto efectivamente permite que más personas vean lo que está sucediendo en su cabeza.

Hay más. Pantanowitz añade que «Brainternet puede mejorarse aún más para clasificar las grabaciones a través de una aplicación de teléfono inteligente que proporcionará datos para un algoritmo de aprendizaje automático», lo que significa que «en el futuro, se podría transferir información en ambas direcciones: entradas y salidas a el cerebro», dice Pantanowitz.

Los hallazgos han sido publicados en Medical Express.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0