¿Bóvedas secretas para extraterrestres? Militar retirado de EE.UU. afirma que existen

¿Bóvedas secretas para extraterrestres? Militar retirado de EE.UU. afirma que existen

Una base secreta de la Fuerza Aérea de EE.UU. contiene un vasto complejo de túneles subterráneos y bóvedas llenas de alienígenas vivos y muertos, afirma un ex trabajador.

Raymond Szymanksi cree que los Ovnis y los alienígenas del infame incidente de Roswell de 1947 fueron trasladados a la Base de la Fuerza Aérea Wright-Patterson (WPAFB) en Dayton, Ohio para su inspección y almacenados en bóvedas y túneles secretos.

El investigador extraterrestre, que trabajó como ingeniero y científico senior en WPAFB durante 39 años, detalló toda la extensión de la actividad «alienígena» en la base en un libro llamado «50 Shades of Greys».

Szymanski, que es la primera persona que «rompe el silencio» y habla públicamente de los «secretos» de la base, escuchó de la conspiración alienígena durante su primera semana en la base.

De acuerdo con el militar retirado, citado por el periódico británico The Sun, fue su mentor llamado Al —con quien trabajó en la base— la persona que le reveló este secreto.

Me preguntó: ‘¿Has oído de nuestros alienígenas?'”, indicó. Agregó que “cuando le pregunté cómo llegó a conocer este secreto, me respondió que toda la gente que trabaja aquí lo sabe”.

Según Szymanski, fue a la cárcel secreta de WPAFB adonde transportaron la nave extraterrestre siniestrada el 10 de julio de 1947 en Roswell, Nuevo México, así como el cuerpo del piloto alienígena fallecido en el incidente.

El ingeniero afirma que la base cuenta con varias cámaras criogénicas e instalaciones con control de temperatura, donde se almacenan artefactos extraterrestres, debris de los ovnis, además de los cuerpos de alienígenas hallados en los lugares de incidentes.

La Base de la Fuerza Aérea de Wright-Patterson en Dayton, Ohio (en la foto) alberga un vasto complejo de bóvedas llenas extraterrestres vivos y muertos, de acuerdo con un ex trabajador.

La Base de la Fuerza Aérea de Wright-Patterson en Dayton, Ohio (en la foto) alberga un vasto complejo de bóvedas llenas extraterrestres vivos y muertos, de acuerdo con un ex trabajador.

Szymanski subrayó que nunca había visto con sus propios ojos ni a los alienígenas ni las naves, no obstante, afirma que observó en la base a los «hombres de negro en la vida real», vestidos con abrigos y sombreros negros en verano. Según opina el ingeniero, eran agentes de una agencia gubernamental, encargados de robar la evidencia.

El hombre puntualizó que mencionó el tema en reiteradas ocasiones, pero «ni una persona me dijo: ‘Aquí no hay alienígenas, estás loco’. Vi muchas sonrisas pero ni una negativa», explicó.

Raymond Szymanski. El investigador extraterrestre, que trabajó como ingeniero y científico senior en WPAFB durante 39 años, detalló toda la extensión de la actividad «alienígena» en la base en un libro titulado «50 Shades of Greys».

Raymond Szymanski. El investigador extraterrestre, que trabajó como ingeniero y científico senior en WPAFB durante 39 años, detalló toda la extensión de la actividad «alienígena» en la base en un libro titulado «50 Shades of Greys».

El caso Roswell se considera como el nacimiento de la ufología moderna y ha dado lugar a numerosos debates, teorías y especulaciones sobre la existencia de vida extraterrestre que muchos consideran totalmente infundados. El fenómeno ha tenido un gran peso en la cultura popular y se menciona en numerosas obras de ficción, así como en documentales.

Szymanski dice que ha visto túneles y bóvedas en las que los alienígenas – o «grises» – son mantenidos cautivos, pero como nunca ha visto a un alienígena real no puede estar seguro de si todavía están en la base.

El ingeniero cree que las instalaciones climáticas controladas y las profundas cámaras cítricas subterráneas fueron construidas en WPAFB para preservar los desechos, los artefactos de tecnología alienígena y los cadáveres recuperados de los sitios de accidentes de los Ovnis.

Él también dijo: «Todavía no estamos listos para la divulgación completa, a los gobiernos les gusta mantener secretos porque eso es lo que nos mantiene a salvo a veces. La última vez que la Fuerza Aérea hizo el anuncio ‘hey tenemos un platillo volador’ no fue tan bien, ¿qué pasaría si lo anunciaran esta vez? Realmente no veo un cambio, no creo que el hecho de que tengamos teléfonos celulares o 150.000 canales de televisión por cable nos haga más preparados de lo que la gente estaba en 1947 después de Roswell».

Szymanski sabe que sus teorías pueden sonar extravagantes, pero dice que sólo quiere documentar su investigación y dejar que la gente decida por sí mismos.

Él dijo: «Presento nuevas teorías, les muestro evidencia y les dejo tomar una decisión».

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0