Nuevo análisis de esta roca lunar dice que nuestro satélite no tiene agua en el interior

Nuevo análisis de esta roca lunar dice que nuestro satélite no tiene agua en el interior

Los científicos han re-analizado fragmentos de una roca lunar traída de vuelta en 1972, y dicen que su composición revela que el satélite de nuestro planeta realmente no tiene agua dentro.

Determinar la humedad de nuestra Luna es muy importante no sólo para futuras misiones lunares, sino también para una mejor comprensión de su composición y orígenes. Y estos nuevos resultados parecen contradecir un estudio reciente que afirmó que la Luna tiene reservas de agua. Entonces, ¿qué está pasando?

Un equipo liderado por el geoquímico James Day de la Universidad de California en San Diego ha realizado un nuevo análisis sobre una de las muestras de Luna más volátiles y ricas que tenemos, un trozo de roca recolectada por astronautas de la misión Apolo 16.

Conocida como 66095 o «Rusty Rock», esta muestra fue recogida del borde de un cráter en la base de Stone Mountain, justo al sur del lugar de aterrizaje de la misión.

«Déjame golpear esta cosa aquí», dijo el piloto del módulo lunar Charles Duke, cortando un pedazo de roca que terminó siendo una muestra desconcertante para los geoquímicos que estudian la historia cataclísmica de la Luna.

Lugar de recolección de 66095 (abajo a la izquierda) y la roca (centro).

Lugar de recolección de 66095 (abajo a la izquierda) y la roca (centro). Crédito: NASA

Los elementos volátiles – elementos con puntos de ebullición más bajos que se vaporizan fácilmente con el calor – proporcionan pistas importantes para comprender cómo se formó la Luna.

«Si la luna está húmeda o seca ha sido una gran pregunta. Puede parecer una cosa trivial, pero esto es realmente muy importante», dice Day.

«Si la luna está seca -como hemos pensado durante los últimos 45 años, desde las misiones Apolo- la formación de la Luna sería consistente con algún tipo de evento de impacto cataclísmico que la formó».

A lo que Day se está refiriendo es la idea bien establecida de que un trozo de Tierra fue sacudido violentamente de nuestro planeta por un asteroide gigante en sus primeros días, pasando a formar el objeto redondeado grueso que vemos en nuestros cielos.

La pieza arrancada de la Tierra joven y del asteroide habría formado una bola de magma extremadamente caliente e hirviente, que haría que los elementos más volátiles como el cloro, el zinc, el potasio y también el agua se calentaran rápidamente y se agotaran.

Pero muestras de la Luna han revelado una imagen contradictoria – algunas son realmente «secas», apoyando esta idea de un rápido agotamiento volátil.

«El origen de estos volátiles, sin embargo, sigue siendo enigmático», escribe el equipo en el estudio.

El análisis del equipo ha revelado que Rusty contiene isótopos más ligeros de zinc, lo que hace que sea consistente con este elemento que se evapora y se condensa durante la fase de magma temprana de la Luna.

Primer plano de las sales metálicas «oxidadas» en la superficie de la muestra.

Primer plano de las sales metálicas «oxidadas» en la superficie de la muestra. Crédito: NASA

Esto, a su vez, hace que esta muestra sea consistente con algo que esperas que surja del interior de un hueso seco – no húmedo en absoluto.

«Creo que la roca Rusty fue vista durante mucho tiempo como una especie de curiosidad extraña, pero en realidad nos está diciendo algo muy importante sobre el interior de la luna», dice Day.

Hasta aquí todo bien. Pero recuerde haber escuchado hace un par de meses que la Luna realmente tiene mucho más agua de lo que pensábamos.

En julio de este año, un estudio publicado en Nature Geoscience reveló ricos depósitos de agua encerrados dentro de diminutas cuentas de origen volcánico, en toda la superficie de la Luna.

«La presencia casi omnipresente de agua en grandes y pequeños depósitos lunares piroclásticos se suma a la creciente evidencia de que el manto lunar es un importante reservorio de agua», indicaron los investigadores.

Y eso podría ser cierto, dependiendo de cómo el agua está encerrada. Las nuevas conclusiones sobre Rusty no contradicen completamente los hallazgos de esos depósitos volcánicos, que se hicieron con datos de satélite.

Lo que es complicado aquí es que aún no sabemos de dónde proviene toda ese agua en las cuentas volcánicas.

«Su estudio dice que todos los depósitos volcánicos en la superficie lunar son ‘húmedos’, lo que es una gran observación», dice Day.

«Sin embargo, no pueden elucidar el mecanismo de su formación».

Una idea es que el agua bloqueada habría sido arrojada por los volcanes desde el interior caliente de la Luna, aunque también es posible que el agua haya sido entregada allí por impacto con otros objetos cósmicos.

El nuevo estudio de Rusty también miró algunas cuentas volcánicas, y el equipo dice que si el agua llega a través de la condensación (al igual que los isótopos de zinc en la muestra de roca), sería coherente con la idea de que nuestra Luna es crujientemente seca en el interior.

Hay más trabajo por hacer, y el equipo de Day continuará dedicándose a resolver este problema.

El estudio fue publicado en PNAS.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0