Las misteriosas calaveras de cristal de Mesoamérica y su conexión con otros mundos

Las misteriosas calaveras de cristal de Mesoamérica y su conexión con otros mundos

Un antiguo mito nativo americano habla de la existencia de trece calaveras de cristal sagradas dotadas de grandes poderes. Según la leyenda, cada cráneo es un símbolo de un planeta de un total de doce que fueron habitados por los seres humanos en épocas remotas. La décima tercera pieza es la clave que los une, desbloqueando el poder presuntamente contenido en ellos.

La leyenda dice que los cráneos de cristal se reunirán cuando la humanidad llegue a un punto de inflexión en la historia, y estas reliquias que contienen el conocimiento prohibido de nuestra especie pavimentarán el camino a un futuro mejor. Solo se estamos lo suficientemente maduros soportaremos la tentación de usar este poder para nuestros propios intereses egoístas.

En 1924, Anna Le Guillon Mitchell-Hedges, la hija del aventurero británico y autor Mitchell Hedges, había encontrado el primer cráneo de cristal dentro de las ruinas de Lubantuun – La Ciudad de Piedras Caídas.

Dentro de una pirámide del templo situada en el territorio de Belice moderno, se encontraba la reliquia, dentro de un compartimiento secreto en del altar. Exámenes realizados en el cráneo indican que perteneció a un sitio maya. Anna y otros investigadores creían que podría haberse originado en otro lugar, no excluyendo posibles orígenes en otros mundos.

Calavera de cristal descubierta por Anna Le Guillon Mitchell-Hedges

Calavera de cristal descubierta por Anna Le Guillon Mitchell-Hedges

Desde su descubrimiento, el artefacto se ha convertido en tema de debate en muchos círculos académicos, con diversos investigadores que no pueden entender su uso, o cómo fueron fabricadas. Esto no era un impedimento para las personas le atribuyeran capacidades milagrosas

La primera prueba de las capacidades místicas del cráneo de cristal es probablemente la misma Anna, que vivió durante 100 años, atribuyendo su longevidad y bienestar a este misterioso artefacto.

Otras personas que entraron en contacto directo con el cráneo afirmaron haber recibido orientación, como si una fuerza mayor y conocedora se comunicara con ellos a través del cráneo de cristal. Aquellos que tuvieron la oportunidad de pasar largas cantidades de tiempo con el cráneo informaron de un aura ocasional alrededor del objeto, así como melodías benevolentes emitidas por él. Tal como describió la leyenda, el cráneo «hablaba y cantaba».

Otras personas describieron tener visiones de eventos ceremoniales y varios sitios sagrados vinculados a la línea de tiempo de la Tierra. Ellos fueron testigos del paso del tiempo, y cómo los mares han bajado y surgido, la deriva continental, la muerte y el renacimiento. Otro cuento curioso narrado por varias personas que han entrado en contacto con el cráneo es el de una nave espacial que cruza a través del espacio.

Algunas de estas afirmaciones milagrosas de rejuvenecimiento y habilidades psíquicas expandidas han sido documentadas por Joshua Shapiro en el libro que él co-escribió: Mysteries of the Crystal Skulls Revealed [Fuente].

Creemos que los cráneos de cristal son una forma de computadora que son capaces de grabar la energía y la vibración que se producen a su alrededor, revela. «El cráneo reproducirá gráficamente todos los eventos o imágenes de las personas que han entrado en contacto con ellos durante la historia de nuestro mundo».

Los cráneos de cristal estaban determinados a ser de orígenes aztecas, pero Anna creía que el suyo era anterior a la cultura maya, y podría incluso haber estado ligado a extraterrestres.

Recientes análisis de microscopio realizados en el cráneo reforzaron su idea, ya que los resultados revelaron marcas en la superficie que sólo se podrían haber hecho con herramientas de talla moderna.

Dado que está hecho de cuarzo, su edad no podría haber sido datada por carbono ya que no hay carbono en su composición. Aún más, el artefacto tiene una dureza de 7 en la escala de Mohs, y el diamante se ubica en 10, lo que significa que incluso si los fabricantes de calaveras de cristal usaban herramientas de punta de diamante, todavía habría sido imposible alcanzar este complejo nivel de detalles sin romper el artículo .

Sólo si se trabajara en su forma cruda y luego se realizara un pulido utilizando material abrasivo podría lograrse algo similar. Sin embargo, se estima que este proceso podría tomar hasta 300 años, considerando el nivel de detalles del cráneo.

Además de eso, el cuarzo – el material del que se talló el cráneo, tiene una curiosa propiedad eléctrica, es decir, piezoelectricidad. Esta propiedad le permite almacenar electricidad siempre que esté bajo estrés mecánico. El cuarzo también se utiliza en la fabricación de chips de computadora debido a sus propiedades piezoeléctricas, haciendo cumplir la idea de Joshua Shapiro.

Con esto en mente, han surgido más preguntas que respuestas.

Como muchos de ustedes ya saben, las culturas azteca y maya alcanzaron un nivel de progreso en muchas ramas en un período relativamente corto de tiempo. Mapearon el cielo nocturno mientras contemplaban las estrellas. Produjeron calendarios complejos y preveían eventos astronómicos con gran precisión.

Independientemente de las muchas características inexplicables del cráneo, los científicos y los arqueólogos convencionales siguen siendo escépticos. Dicen que los cráneos eran conspicuos en las ilustraciones mesoamericanas antiguas, especialmente entre los Aztecas.

«Era un símbolo de regeneración», dijo Michael Smith, profesor de antropología en la Universidad Estatal de Arizona. «Había varios dioses aztecas que estaban representados por cráneos, por lo que probablemente estaban invocando a estos dioses. No creo que se suponga que tienen poderes específicos o algo así.»

Después de aplicar un método de reconstrucción forense en una réplica del cráneo, el aspecto de una hembra caucásica tomó forma, alimentando la creencia escéptica de que los cráneos de cristal eran una falsificación hecha en Europa entre los siglos XIX y XX.

Con este descubrimiento creando controversia incluso hoy, recordamos la figura común central presente en muchas culturas a través del globo, que es una deidad de piel blanca con una barba blanca y rasgos faciales caucásicos.

¿Podría ser esto simplemente una suposición coincidente o entusiasta? ¿O tal vez hay más verdad en esto de lo que podemos percibir y digerir?

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0