Descubren evidencias en Jerusalén  que confirman escenas de destrucción descritas en la Biblia

Descubren evidencias en Jerusalén que confirman escenas de destrucción descritas en la Biblia

Objetos desenterrados en el Parque nacional Ciudad de David evidencian la devastación de Jerusalén por parte de los babilonios hace más de 2.600 años.

Según el medio informativo The Jerusalem Post, en el Parque nacional Ciudad de David se encontraron estructuras que datan de más de 2.600 años. Las autoridades israelíes precisaron en un comunicado que entre los objetos desenterrados por debajo de las capas desmoronadas de piedra se halló «madera carbonizada, semillas de uva, cerámica, escamas y huesos de pescado, así como objetos únicos y raros».

Asimismo, afirmaron que «estos hallazgos muestran la riqueza y el carácter de Jerusalén, capital del Reino de Judá, y son una fascinante prueba de la caída de la ciudad a manos de los babilonios».

El descubrimiento confirma las escenas descritas en el Libro de Jeremías de la Biblia, según las cuales los babilonios «quemaron todas las casas de Jerusalén».

Uno de los hallazgos más interesantes fue una pequeña estatua de marfil que representa a una mujer desnuda con pelo o peluca de estilo egipcio. Los investigadores comentaron que «la calidad de su tallado es alta y atestigua el gran nivel artístico del objeto, así como las excelentes habilidades de los artistas de esa época».

Una estatua de marfil que representa a una mujer.

Una estatua de marfil que representa a una mujer. Crédito: Eliyahu Yanai, Ciudad de David

Jarras rotas que atestiguaron la destrucción

Jarras rotas que atestiguaron la destrucción. Crédito: Eliyahu Yanai, Ciudad de David

Según investigadores, «los hallazgos de la excavación muestran que Jerusalén se había extendido más allá de la línea de la muralla de la ciudad antes de su destrucción. La fila de estructuras expuestas en las excavaciones se encuentra fuera de la muralla de la ciudad que habría constituido la frontera oriental de la ciudad durante este período. A lo largo de la Edad de Hierro, Jerusalén experimentó un crecimiento constante, expresado tanto en la construcción de numerosos muros de la ciudad como en el hecho de que la ciudad se extendiera más allá de ellos».

Las excavaciones realizadas en el pasado en el área del Barrio Judío han mostrado cómo el crecimiento de la población a finales del siglo VIII a.C. llevó a la anexión de la zona occidental de Jerusalén. En la excavación actual, podemos sugerir que después de la expansión hacia el oeste de la ciudad, las estructuras fueron construidas fuera de la frontera de la pared en el este también.

La estructura en la que se encontraron artefactos destrozados, que atestiguan la destrucción.

La estructura en la que se encontraron artefactos destrozados, que atestiguan la destrucción. Crédito: Eliyahu Yanai, Ciudad de David

La excavación de la Autoridad de Antigüedades de Israel en el Parque Nacional de las Murallas de Jerusalén, financiada por la Fundación Ciudad de David (Elad), ha permitido a los investigadores confirmar la destrucción de Jerusalén a manos de los babilonios.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0