La Teletransportación Psíquica: La verdad revelada

La Teletransportación Psíquica: La verdad revelada

A principios de la década de 1970, la CIA y otras agencias de inteligencia estadounidenses financiaron la investigación en secreto de los fenómenos psíquicos, bajo la dirección de Hal E. Puthoff y Russell Targ en el Instituto de Investigación de Stanford. Para la investigación contaron con psíquicos de la talla de Ingo Swann y Pat Price, y el programa exploraba la forma en que podrían utilizar sus habilidades para «ver objetivos», sin importar la distancia ni el tiempo.

El programa fue mundialmente conocido como la visión remota, en el cual se utilizaban métodos y protocolos específicos que permitían aprovechar esta capacidad en un escenario controlado. A día de hoy conocemos perfectamente que los logros de estos experimentos están bien documentados.

Obviamente, los militares vieron una habilidad impresionante con muchas posibilidades estratégicas y defensivas. Y aunque las agencias de inteligencia y demás organizaciones gubernamentales ya tenían en su poder el control de la visualización remota, fueron un paso más allá, pensaron que algunas capacidades psíquicas eran mucho más sofisticadas y potencialmente de mayor alcance: estamos hablando de la teletransportación psíquica.

¿Qué es al teletransportación psíquica?

La teletransportación o teleportación es la capacidad de mover la materia de un punto a otro en el tiempo y el espacio de forma instantánea. Pero hay diferentes tipos de teletransporte, y la teletransportación psíquica es uno de ellos. También conocida como «Psicoportacion», es una forma putativa del teletransporte que se logra mediante medios no físicos.

Pero esta capacidad no es nueva, ya que la idea de las personas que desaparecen de un lugar y misteriosamente reaparecen en otro se remonta a miles de años atrás. En el misticismo oriental y en ocultismo occidental hay diversos fenómenos que están estrechamente relacionados con la teletransportación psíquica:

Oopart: Cuando los objetos de en un lugar son impulsadas por algún poder mental desconocido, materializándose en otro lugar, cerca o incluso lejos en el tiempo.

Bilocación: El fenómeno de estar en dos lugares a la vez y que es ampliamente mencionado en la filosofía cristiana. Se supone que varios santos y monjes cristianos eran expertos la teleportación psíquica, incluyendo a San Antonio de Padua, San Ambrosio de Milán, y el Padre Pío. Se dice que en 1774 San Alfonso María de Ligorio fue visto junto a la cama del moribundo papa Clemente XIV, cuando en realidad el santo estaba recluido en su celda a cuatro días de viaje.

Jotts: Se trata del fenómeno de los objetos que desaparece y en ocasiones vuelven a aparecer. Por lo general, siempre hay implicado un objeto que la persona deja en el mismo lugar. Investigaciones recientes sugieren que la persona que tiene la capacidad de la teleportación psíquica puede trasladar el objeto a otros lugares.

Pero no fue hasta el 2004, que la teletransportación psíquica fue dado a conocer a la opinión pública por un controvertido estudio de la Fuerza Aérea de los EE.UU., que sugería que era una capacidad «muy real y podía ser controlada».

Manifestación de la teletransportación psiquica

Las claves de la teletransportación psíquica

La Fuerza Aérea de los EE.UU. encargó en 2004 un estudio de 88 páginas titulado «Estudio de la Teleportación Psíquica» en el que el autor Eric W. Davis decía que la teletransportación psíquica, el movimiento de una cosa o persona de un lugar a través del poder de la mente «es muy real y puede ser controlado».

Después de hacerse público este estudio, la sorprendente afirmación de Davis fue rápidamente descartada por la comunidad científica. Sin embargo la Fuerza Aérea, continuó la investigación de las posibilidades de la teletransportación psíquica, invirtiendo más de 7,5 millones de dólares.

El estudio de Davis hacía hincapié en el poder sin explotar e inexplicable de la mente humana. Además, el informe señalaba varios experimentos, demostraciones y otros fenómenos que aparentemente no pueden ser explicados por la ciencia convencional:

  • El éxito de los programas de visión remota demuestra la capacidad de la mente para trascender en el tiempo y el espacio.

  • Los experimentos han demostrado que es posible mover objetos metálicos sin esfuerzo físico; se observó bajo condiciones estrictamente controladas.

  • Aunque discretamente, Davis incluso citó el teletransporte psíquico con los encuentros con ovnis.

  • En 1975, el psíquico Uri Geller consiguió desvanecer un cristal de carburo. El cristal se encontraba completamente encapsulado, por lo que Geller no podía tocarlo.

  • El informe también decía que la República Popular de China también realizó experimentos controlados de la teleportación psíquica en la década de 1980. Según un documento oficial, niños dotados de dicha capacidad consiguieron causar la aparente teletransportación psíquica de objetos pequeños (radios, papel fotosensible, relojes, tábanos, otros insectos, etc…) de un lugar a otro sin que ellos tocaran los objetos con la mano.

  • Otros experimentos exitosos similares se llevaron a cabo con niños chinos en la década de 1990. Los experimentos estuvieron perfectamente controlados, registrados científicamente, y los resultados experimentales siempre fueron repetibles. De hecho, estas pruebas fueron realmente grabadas en vídeo y registradas por fotografías de alta velocidad.

Ocultando la verdad

El informe de Davis demuestra que la teletransportación psíquica es toda una realidad y nadie puede desacreditarlo. Por supuesto, que el mundo paranormal también podemos encontrar muchos casos de teletransportación psíquica. Y aunque no se ha podido demostrar, incluso la teletransportación psíquica podría llegar a explicar el fenómeno doppelganger, en el que el doble de una persona es visto en algún lugar distante. ¿Podría ser esto una proyección psíquica de la mente?

Vía: Mundo Esotérico Paranormal

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0