Diversas evidencias demuestran que el antiguo continente de Lemuria existió

Diversas evidencias demuestran que el antiguo continente de Lemuria existió

Varias leyendas y diversos lugares inusuales en nuestro planeta recuerdan el continente sumergido de Lemuria, el cual se extendía desde la India hasta Australia. Al igual que la Atlántida, esta tierra antigua desapareció en misteriosas circunstancias hace miles de años.

Hacia finales del siglo XIX, el geólogo inglés Philip Sclater había acuñado la idea de un continente sumergido llamado Lemuria. Aunque tal creencia no era tan nueva, el investigador proporcionó evidencia que incluso sería aprobada por la comunidad científica en ese momento.

En un artículo titulado «Los mamíferos de Madagascar», Sclater observó que los fósiles de lémures eran abundantes en Madagascar y en la India, mientras que en el continente africano y en Oriente Medio no había ninguno. Sobre la base de esta observación, propuso que la India y Madagascar formaron en algún momento un continente más amplio, y se refirió a él como «Lemuria».

La ciencia adoptó más tarde la idea de la deriva continental, así que un continente sumergido habría sido menos probable por los nuevos estándares. Aun así, el concepto de una tierra antigua sumergida sigue siendo viable, ya que hay numerosos enigmas que residen en la zona que apuntan en esa dirección.

La primera área anómala que insinúa la antigua presencia del continente mítico de Lemuria es el «puente de Adán», también conocido como el «puente de Rama» luego de su constructor legendario. Lo que queda hoy es una cadena misteriosa de arena que se extiende sobre un área de 18 millas desde la India continental a Sri Lanka. Fue considerada por primera vez como una formación natural, pero imágenes de satélite lanzadas por la NASA revelaron que podría tratarse de un puente derrumbado debajo de la superficie del océano.

La leyenda dice que Rama construyó un puente colosal que transportaría a su ejército de Vanara, o a los hombres-simios, a través de la masa de agua que separa su reino de la isla de Sri Lanka donde su esposa Sita fue retenida cautiva. Podría ser sólo un cuento, pero es más probable que tenga algo de verdad, ya que los misteriosos restos mencionan algo similar a un puente sumergido.

El pueblo tamil es un grupo étnico que cree firmemente en la existencia de Lemuria, aunque tienen su propio término para él: Kumari Kandam. La población de Tamil es de más de 76 millones de personas en la actualidad. Se distribuyen por Sri Lanka, India, Mauricio, Singapur y Malasia, y su idioma está considerado entre los dialectos más antiguos del mundo.

Según su historia, son descendientes de los viejos reyes de Pandiyan que gobernaron sobre una porción de tierra que fue tragada por el océano en épocas antiguas.

Los tamiles dicen que el reinado de sus antepasados ​​se extendió por todo el continente indio, y su civilización es la más antigua del mundo. Cuando Kumari Kandam fue inundado, sus habitantes se dispersaron en todas direcciones y contribuyeron a la fundación de muchas civilizaciones que siguieron. Debido a esto, se cree que este continente olvidado y sumergido fue la cuna de la civilización humana.

Según los geólogos, el continente lemuriano había sido dividido en alguna parte hacia el final de la era mesozoica debido a las aguas ascendentes. El Instituto Nacional de la India en un estudio que el nivel del mar estaba 100 metros más bajo hace aproximadamente 14.500 años, y que poco a poco subió debido al calentamiento global hasta que las inundaciones periódicas cubrieron una parte considerable de la masa terrestre. A su vez, esto llevó a la desaparición de muchas civilizaciones costeras, en nuestro caso Lemuria, o Kumari Kandam.

Las regiones del ecuador siempre han sido las más propensas a catástrofes naturales como terremotos y erupciones volcánicas», explicó el profesor Karsten M. Storetved, de la Universidad de Bergen en Noruega.

Estos procesos tectónicos desempeñaron un papel importante en la desaparición del antiguo continente conocido como Lemuria. Sri Lanka, junto con India, Indonesia y Malasia, formaron parte de este continente. Muchas islas en el Pacífico y los océanos indios son restos de este continente que en la antigüedad cubrió toda la superficie del océano de hoy.

…las descripciones del cataclismo en la literatura temprana cuando la tierra subió repentinamente bajo el agua son lógicas. Pero se debe probar que son hechos científicos. Esto se puede hacer con la ayuda del análisis del fondo marino que es posible llevar a cabo. Las teorías modernas encuentran pruebas de apoyo, tanto en la literatura antigua como en la historia del lenguaje…”

Con tanta tecnología a mano, parecería una tarea razonable descubrir las ruinas de este legendario continente, pero el fondo del océano es un lugar inhóspito con frecuentes transiciones resultantes de la actividad volcánica, los terremotos y la erosión. Es posible que nunca descubramos las ruinas de la antigua Lemuria, pero las leyendas sobre ella seguirán navegando por el planeta en esta nueva era de la información.

Y quién sabe, tal vez un día cada individuo tendrá la posibilidad de convertirse en un arqueólogo aficionado, y eventualmente sacar a la luz las facetas cruciales de nuestra historia antigua desde hace mucho tiempo olvidada.

Referencia: Ancient Origins

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0