Científicos quieren clonar a Leonardo da Vinci

Científicos quieren clonar a Leonardo da Vinci

Un gran debate ético rodea la posibilidad de dar vida a través de técnicas de clonación a personajes históricos. Mientras que algunos afirman que no puede ser ético de alguna manera reproducir artificialmente la vida humana, otros creen que la posibilidad de traer de vuelta a grandes mentes del pasado podría ayudar a resolver muchos de los problemas que afectan a la humanidad de hoy.

Leonardo da Vinci fue un politólogo renacentista italiano: pintor, escultor, arquitecto, músico, científico, matemático, ingeniero, inventor, anatomista, geólogo, cartógrafo, botánico y escritor. Es considerado una de las mentes más brillantes que el mundo haya conocido. Sus visiones y hechos estaban mucho más allá de las de los hombres en su tiempo y la mayoría de nuestra tecnología se le puede acreditar. Es conocido como un genio universal.

Incluso se cree que Da Vinci es un inventor muy por delante de su tiempo, Leonardo da Vinci era y es, reconocido principalmente como un pintor. El cuadro más famoso de Leonardo de la década de 1490 es considerado como La Última Cena; pintura de la cual muchos afirman que posee mensajes ocultos. También se considera la pintura religiosa más reproducida de todos los tiempos.

La ubicación exacta de los restos del inventor, Vinci siguen siendo un misterio. En 1863 se informó de que se había encontrado su tumba, cuyo contenido se transfirió a una iglesia en la aldea de Amboise, Francia. La tecnología de la época, sin embargo, no permitía a los expertos corroborar la veracidad de los hallazgos.

No hace mucho tiempo, un equipo de historiadores italianos anunció el descubrimiento de una serie de reliquias perdidas, pertenecientes a Da Vinci, que podrían incluir el ADN del gran genio renacentista.

Si esto se demuestra, la ciencia estaría en una posición no sólo de terminar finalmente con el misterio detrás del destino de los restos del inventor, sino también eventualmente clonar al gran genio de la era del Renacimiento.

La clonación de un organismo requiere el uso de sólo un gen, mediante el cual secuencia de ADN se puede replicar, de acuerdo con la Universidad de Utah.

Un gran debate ético rodea la posibilidad de dar vida a través de técnicas de clonación a personajes históricos. Mientras que algunos afirman que no puede ser ético de alguna manera reproducir artificialmente la vida humana, otros creen que la posibilidad de traer de vuelta grandes mentes del pasado podría ayudar a resolver muchos de los problemas que afectan a la humanidad de hoy.

De acuerdo con HealthAim, hasta la fecha, la clonación se ha hecho en animales. Boyalife Group, una empresa en China, está liderando la construcción de la mayor fábrica de clonación del mundo, que más tarde será utilizada para clonar vacas, perros y otros animales.

Boyalife también afirma que puede clonar a los humanos. Sin embargo, la desaprobación pública está impidiendo que la compañía haga réplicas humanas.

«La tecnología ya está ahí», dijo el presidente ejecutivo de Boyalife, Xu Xiaochun, en relación con la clonación humana, según reporta Top Secret Writers. «Si esto es permitido, no creo que haya otras compañías mejores que Boyalife que hagan mejor tecnología».

En 2016, los expertos dijeron que examinando cuidadosamente las pinturas y los cuadernos que pertenecían al genio del Renacimiento, podrían encontrar quizá pelos o escamas de piel de las cuales se pudieran extraer huellas de ADN. Esto permitiría a los científicos determinar algunas de las características físicas, como el color de los ojos de Da Vinci, el tono de su piel e incluso la forma de su rostro.

Rhonda Roby, una genetista del proyecto, dijo a Gizmodo que «existe la posibilidad de que exista material biológico dentro de las pinturas», pero «el reto sería realmente conseguir ese material sin dañar la obra de arte».

Jesse Ausubel, vicepresidente de la Fundación Richard Lounsbery, dijo en una entrevista con el Daily Telegraph que «es bien sabido que Leonardo usó sus dedos junto con los pinceles mientras pintaba, cuyas huellas han permanecido, y así podría ser posible encontrar células de su epidermis mezcladas con los colores».

Da Vinci murió el 2 de mayo de 1519, cuando estaba al servicio de Francisco I de Francia, y fue originalmente enterrado en la capilla de Saint-Florentin en el real Chateau d’Amboise en el Valle del Loira.

Este artículo fue publicado por AncientCode y ha sido traducido y publicado nuevamente por CodigoOculto.com con permiso.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0