Elon Musk propone llevar Internet a todo el mundo y al espacio usando satélites y cohetes de SpaceX

Elon Musk propone llevar Internet a todo el mundo y al espacio usando satélites y cohetes de SpaceX

Durante meses, SpaceX se ha reunido en silencio con la FCC (Federal Communications Commission) para abogar por uno de sus proyectos menos conocidos. Según recientes revelaciones, la compañía se reunió dos veces con funcionarios de la FCC en las últimas semanas: primero con un asesor el 28 de febrero y nuevamente el 10 de marzo con Chairman Pai, presidente de la FCC. Los mismos dos temas surgieron en cada reunión: la primera fue una propuesta estancada para aliviar las demandas regulatorias en lanzamientos espaciales comerciales. El segundo era mucho más ambicioso: SpaceX está buscando una licencia para una lucrativa red de satélites que traerán Internet desde el espacio. Musk no asistió a ninguna de las reuniones, pero el presidente y director de operaciones de SpaceX, Gwynne Shotwell, estaba allí en su lugar.

Musk ha pensado en la idea de un «Internet espacial» durante años. A corto plazo, el sistema puede adaptarse para proporcionar un acceso fácil y continuo a las estaciones base alrededor de la Tierra, proporcionando una conectividad simple a las comunidades más remotas del planeta. Una propuesta presentada en noviembre muestra cómo funcionaría el sistema: 4.425 satélites en órbita se desplazarían en un ballet firmemente coreografiado a 700 millas sobre la superficie de la Tierra, manteniendo al menos un satélite 40 grados por encima del horizonte en casi todos los puntos del planeta.

Las compañías han jugado por mucho tiempo con la idea de una red satelital que entregue datos directamente a dispositivos individuales o pequeñas estaciones base. En los años 90, Motorola apoyó un proyecto similar llamado Iridium. Pero, dividido entre la espiral de los costos de inversión y el menguante interés del consumidor, el proyecto se declaró en quiebra apenas nueve meses después del lanzamiento. Después de un estimado de $ 6 mil millones en costos de desarrollo, la firma fue comprada por los inversionistas por $ 35 millones en el 2000. Iridium principal competidor, respaldado por Qualcomm Globalstar, se enfrentó a un destino similar.

Pero ahora el sueño de una red de satélites que abarque todo el mundo parece una realidad cada vez más factible, especialmente con tecnologías 5G a pocos años de distancia, prometiendo nuevos dispositivos y nueva demanda de datos. Eso está atrayendo la inversión de un lote de proveedores de satélite que incluye SpaceX, su rival de larga data Boeing, y un retador más reciente llamado OneWeb, todos los cuales han propuesto propuestas similares. Y los tres emplearían partes similares del espectro inalámbrico para completar su red.

El riesgo del negocio de construir tal red es substancial. Los costos iniciales serán de al menos 6 mil millones de dólares, los cuales irán creciendo a medida que cada proyecto se incremente.

En este contexto, la reunión de SpaceX con Pai adquiere mayor importancia. Según reveló el ente encargado de las telecomunicaciones en el país, SpaceX está solicitando una licencia para comenzar a instalar una red de satélites en todo el mundo que pueda llevar el Internet de la Tierra al espacio, y viceversa.

Aunque SpaceX no es la primera compañía que quiere crear su propia red satelital de Internet, quizás sea la que lo logre.

Más información acerca de las propuestas en el sitio web de la Federal Communications Commission (FCC).

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0