NASA habla de posible vida extraterrestre en los exoplanetas recién descubiertos

NASA habla de posible vida extraterrestre en los exoplanetas recién descubiertos

Luego del hallazgo de seis exoplanetas propicios para albergar vida, el telescopio espacial James Webb será el encargado de escudriñar este sistema desde la órbita de nuestro planeta.

Científicos de la NASA y expertos en exoplanetas propusieron una conversación en el conocido foro en línea para que la gente preguntara cualquier cosa acerca del descubrimiento de los planetas orbitando alrededor de la estrella Trappist-1, informó The Independent.

Según el medio británico, la pregunta más común de los internautas a los expertos fue acerca de los próximos pasos en la investigación de los nuevos planetas encontrados.

El [satélite] Kepler/K2 se encuentra actualmente observando Trappist-1. (…) Lo hará hasta el 4 de marzo de 2017″, informó Natalie Batalha, una de las científicas de la misión Kepler de la NASA.

Batalha aseguró que los datos brutos registrados por el satélite serán colocados en un archivo público inmediatamente después de que finalice la campaña de observación. Tal medida permitirá a un mayor número de científicos investigar el sistema Trappist-1.

Otra pregunta bastante popular fue acerca del posible hallazgo de vida extraterrestre en esos planetas y cuál sería la reacción de los científicos en ese caso hipotético. Los expertos, por su parte, dejaron claro que si se encuentra vida, no existe duda de que el hallazgo se hará público.

«Es parte de nuestro estatuto que la NASA proporcione la más amplia y adecuada difusión posible de la información concerniente a sus actividades y los resultados de las mismas», aseguró Stephanie L Smith, director de redes sociales del Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA.

¿Cómo buscarán vida extraterrestre?

Uno de los principales problemas asociados al estudio de los exoplanetas es que no se los puede ver directamente debido a que la luz de la estrella que orbitan «ciega» los telescopios. Por ello los astrónomos han de estudiar los tránsitos planetarios, es decir, las «huellas» que dejan en la luz los planetas al pasar entre su estrella y la Tierra.

La estrella TRAPPIST-1 es tenue y pequeña, pero los planetas la orbitan muy de cerca, así que incluso con las capacidades del JWST no se podrá ver directamente y los expertos habrán que atenerse al método de tránsito. En »cualquier caso, JWST no solo podrá ver las «sombras’ dejadas por planetas, sino también los cambios en la luz que atraviesa las atmósferas de estos planetas, explicó a la revista el astrofísico Adam Burgasser, coautor del hallazgo de la NASA.

De esta manera los científicos podrán estudiar las temperaturas y composiciones químicas de estas atmósferas, algo imprescindible para la búsqueda de vida, afirma.

Esta concepción artística nos permite imaginar como sería pararse en la superficie del exoplaneta TRAPPIST-1F, que se encuentra en el sistema TRAPPIST-1 en la constelación de Acuario.

Esta concepción artística nos permite imaginar como sería pararse en la superficie del exoplaneta TRAPPIST-1F, que se encuentra en el sistema TRAPPIST-1 en la constelación de Acuario.

Ello se debe a que la atmósfera «bloquea» solo algunos de los colores de la luz, dependiendo de las partículas y de los átomos que hay en esta atmosfera, como oxígeno, metano, o el vapor de agua. JWST «escaneará» esta luz aplicando distintos filtros, verá qué colores tiene y así sabrá la composición química y otras características, incluyendo la presencia de posibles elementos estructurales de actividad vital, explicó a la revista New Atlas la coautora del hallazgo de la NASA, Katherine Deck..

Además, el JWST podrá estudiar la reflexión de la luz de la estrella desde las superficies de los planetas cuando estos pasan por detrás de la estrella. De esta forma, se podrá estudiar las superficies de estos planetas, agregó Burgasser.

Pero más allá del JWST, el sistema planetario TRAPPIST-1 estará también en el centro de atención de otros telescopios y observatorios en la Tierra que buscará la respuesta a una misma cuestión: ¿albergan vida estos planetas tan parecidos al nuestro?.

La gran interrogante que acompaña a esta divulgación es: ¿NASA sabe más de lo que divulga?

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0