Investigadores encuentran pruebas de un antiguo «continente perdido» bajo Mauricio

Investigadores encuentran pruebas de un antiguo «continente perdido» bajo Mauricio

El autor de la investigación Prof. Lewis D. Ashwal estudia un afloramiento de rocas de traquita en Mauricio. Dichas muestras poseen cerca de 6 millones años, pero sorprendentemente contienen granos de zircón tan antiguos como de 3000 millones de años. Crédito: Susan Webb/Wits University

Unos cristales recién descubiertos expulsados ​​por las erupciones volcánicas en la isla de Mauricio son miles de millones de años más viejos que la isla misma, y ​​se piensa podrían ser los restos de un microcontinente antiguo conocido como «Mauritia».

El «continente perdido» propuesto habría conectado una vez Madagascar y la India en el supercontinente de Gondwana, pero probablemente desapareció en el Océano Índico hace unos 84 millones de años. Ahora los investigadores han encontrado lo que parece ser un pedazo de Mauritia, dragado por volcanes antiguos y escondido debajo de la superficie.

«La Tierra se compone de dos partes: los continentes, que son viejos y los océanos, que son ‘jóvenes’», dice uno de los miembros del equipo, Lewis Ashwal de la Universidad de Witwatersrand en Sudáfrica.

«Mauricio es una isla, y no hay una roca de más de 9 millones de años en la isla, sin embargo, al estudiar las rocas de la isla, hemos encontrado zircon que es tan viejo como 3 mil millones de años».

La isla de Mauricio se encuentra a unos 2.000 kilómetros de la costa al sureste del continente africano.

Pensada como una masa terrestre relativamente nueva, la isla fue formada por gigantescas erupciones volcánicas submarinas entre 8 y 9 millones de años, y ahora pertenece al archipiélago de las islas Mascarene, junto con las islas de Saint Brandon, Réunion y Rodrigues.

Ashwal y su equipo excavaron el pedazo de corteza de un afloramiento rocoso en Mauricio que había sido cubierto por lava fundida durante erupciones volcánicas en el momento de la formación de la isla.

Cuando analizaron el material en su interior, encontraron diminutos cristales de zircon que eran miles de millones de años más viejos que la propia masa terrestre.

El hecho de que los cristales estuvieran hechos de zirconio – una piedra preciosa común que puede venir en tonos incoloros, amarillos, rojos, marrones, azules y verdes – era bastante para indicar a los investigadores que lo que miraban no venía del océano abajo.

Uno de los cristales de zircon.

Uno de los cristales de zircon. Crédito: University of the Witwatersrand

Se sabe que el zircon se forma principalmente a partir de los granitos de antiguos continentes que una vez se extendieron a través de la superficie de la Tierra, y una vez que el equipo dató los cristales entre 2,5 y 3 mil millones de años, dicen que esto es una fuerte indicación de que pertenecían al continente Mauritia.

«El hecho de que hayamos encontrado zircones de esta edad demuestra que en Mauricio existen materiales en la corteza mucho más antiguos que sólo pudieron originarse en un continente», dice Ashwal.

Esta no es la primera vez que los zircones antiguos se han encontrado en la isla de Mauricio – en 2013, un equipo separado encontró rastros de zircon en arena de playa que también tenía miles de millones de años.

Pero el hallazgo fue polémico, porque los críticos argumentaron que estos minerales podrían haber llegado a la playa desde cualquier lugar.

Ahora que tenemos cristales similares que fueron enterrados por depósitos de lava antiguos, los científicos pueden defender de mejor manera la teoría de que esto significa los restos de un continente perdido.

Topografía del océano Índico que muestra la ubicación de Mauricio como parte de una cadena de volcanes más antiguos.

Topografía del océano Índico que muestra la ubicación de Mauricio como parte de una cadena de volcanes más antiguos. Crédito: Wits University

«El hecho de que encontramos los zircones antiguos en la roca corrobora el estudio anterior, y refuta cualquier sugerencia de viento-soplado, olas transportando, o piedra pómez para explicar los resultados anteriores», dice Ashwal.

El hallazgo ahora pinta una imagen de un continente antiguo siendo fragmentado en millones de pedazos, algunos de los cuales terminaron siendo anclados por debajo de la actual masa terrestre que compone la actual isla de Mauricio.

También explica el misterio de por qué algunas partes del Océano Índico poseen campos gravitacionales más fuertes que otros – una indicación potencial de cortezas más gruesas.

Se espera que más fragmentos del antiguo supercontinente de Gondwana sean dragados en los próximos años.

Como Alice Klein informa para New Scientist, varias piezas del continente se han encontrado recientemente fuera de la costa de Australia Occidental y debajo de Islandia.

Martin Van Kranendonk de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia, que no participó en el estudio, dijo: «Es sólo ahora que exploramos más de los océanos profundos que estamos encontrando todos estos trozos de continentes antiguos».

La investigación ha sido publicada en Nature Communications.

COMMENTS

WORDPRESS: 1
  • comment-avatar
    ney jose de souza mello gonzalez 10 meses

    debajo de mauricio en las placas tectonicas en el movimiento de los continentes y en la era de las otras glaciasiones y terremotos ancestrales y cambios en la corteza de la tierra que es que los continentes desaparecen unos por otros.

  • DISQUS: 0