Estos circuitos altamente resistentes al calor nos permitirán ir a Venus

Estos circuitos altamente resistente al calor nos permitirán ir a Venus

Primera imagen a color de la superficie de Venus, tomada en 1981 por la sonda soviética Venera 13 antes de derretirse

La NASA ha probado con éxito los primeros circuitos electrónicos capaces de resistir las condiciones meteorológicas extremas de Venus. La robusta tecnología abre la posibilidad de enviar un robot a la superficie del planeta sin el habitual contratiempo de acabar derretido a los pocos minutos.

De día o de noche, la temperatura media en Venus es de 460 ºC. El brutal efecto invernadero de una densa atmósfera rica en dióxido de carbono, las nubes corrosivas de dióxido de azufre y ácido sulfúrico, y una presión 93 veces superior a la de la Tierra hacen que, de las 44 naves enviadas a su órbita desde 1961, solo un puñado se atreviera a aterrizar en su superficie.

En 1982, la sonda soviética Venera 13 nos envió las primeras imágenes del planeta desde suelo firme, pero —aunque estuviese protegida en un caja presurizada y llena de hielo seco— solo resistió un par de horas.

Antes y después de una simulación al ambiente extremo de Venus.

Antes y después de una simulación al ambiente extremo de Venus.

El problema es que nuestra electrónica basada en silicio empieza a fallar a temperaturas superiores a 250 ºC, cuando demasiados electrones son excitados térmicamente en la banda prohibida del semiconductor. Algo más resistentes al calor son los chips basados en carburo de silicio, una opción que la NASA lleva años mejorando con el fin de enviar un rover a Venus.

Ahora un equipo del Centro de Investigación Glenn de la NASA liderado por el ingeniero Philip Neudeck ha probado con éxito uno de estos circuitos de carburo de silicio en una atmósfera simulada muy similar a la de Venus. Para ello investigaron cómo endurecer las interconexiones metálicas de los transistores y sus capas aislantes para que sean más tolerantes al calor. Los circuitos resistieron más de tres semanas sin fallar una sola vez.

Vía: Gizmodo

COMMENTS

WORDPRESS: 1
  • comment-avatar

    Alicia Garro Buatamante hace unos ocho años tuve varios sueños extraños 1) la radiación en nuestro aire y mar causando estragos El Océano Pacífico todo cubierto de algas convertido en un pantaño mal oliente donde nada ni nadie podía entrar 2) Los seres humanos vivían en refugios y para y para pasar a otro se usaban un especie de sonbrilla protectora o para rayo 3)fin del mundo y sobreviven 75 personas donde la mayor tenía 60 años el resto menores a los 20años una nueva forma de vivir donde a la Tierra se le daba poder sobre la raza humana. Esto me ha preocupado porque cada vez me parece que estos no fueron sueños sino revelaciones. Lo he querido dar a conocer ante ustedes yo lo he contado a mis hijos solamente.

  • DISQUS: 0