El Planeta Nueve podría ser un «mundo errante» capturado por nuestro Sol

El Planeta Nueve podría ser un mundo errante capturado por nuestro Sol

Los científicos todavía están tratando de localizar la ubicación exacta del esquivo planeta nueve – el supuesto noveno planeta de nuestro Sistema Solar que fue propuesto por los científicos en enero del año pasado.

Pero mientras están en ello, una nueva investigación ha ofrecido una explicación de cómo este mundo enorme y misterioso podría haber venido a orbitar a nuestro Sol en primer lugar: fue una vez un nómada flotante, antes de que fuera arrebatado de nuestro Sistema Solar por la atracción gravitatoria del Sol.

Según las simulaciones, el Planeta Nueve podría ser lo que se llama un «rogue planet» («planeta errante»), un cuerpo planetario libre que no está vinculado a ninguna estrella en particular.

Eso es lo que sugieren dos investigadores de la Universidad Estatal de Nuevo México, después de ejecutar 156 simulaciones de lo que podría ocurrir si planetas huérfanos de diferentes tamaños se desplazaran hacia nuestra esquina local de la galaxia.

La mayoría de las veces, las pruebas mostraron que estos nómadas no se quedarían atascados en nuestro Sistema Solar, sino que serían expulsados ​​por las fuerzas gravitacionales en una especie de efecto de honda.

Esas eyecciones representaron alrededor del 60 por ciento de las simulaciones de encuentro con «rogue planet». En al menos el 10 por ciento de esos casos, el planeta errante tomaría uno de los planetas existentes del Sistema Solar con él, debido a la atracción gravitatoria.

Pero en el 40 por ciento de las simulaciones, el «rogue planet» fue en efecto arrastrado al Sistema Solar para permanecer allí.

Esto podría ocurrir con una «captura suave» – ​​donde no hay planetas existentes expulsados hacia fuera por la llegada de nuevos, o a través de una inserción más violenta, con uno, dos, o más planetas que son expulsados ​​por el invasor.

Los hallazgos fueron presentados la semana pasada en la Reunión de la American Astronomical Society en Grapevine, Texas, y aunque el nuevo trabajo no ha sido formalmente revisado por el momento, ha recibido elogios de Konstantin Batygin, uno de los científicos planetarios de Caltech. La investigación de 2016 dio lugar a la hipótesis del Planeta Nueve.

«Es ciertamente plausible que el Planeta Nueve sea un objeto capturado», dijo Batygin a Gizmodo.

«Sin conocer la órbita precisa, es difícil confirmar o refutar la captura de los «rogue planet» como la historia del origen del Planeta Nueve, pero es ciertamente posible».

Uno de los factores que ayuda a sostener esta explicación es el gran número de mundos errantes que se estima están ahí fuera.

Los científicos piensan que podría haber miles de millones de estos «huérfanos» vagando por la Vía Láctea, superando en número a las estrellas y a los exoplanetas existentes en nuestra galaxia.

Pero hay otra posibilidad

El año pasado,otro equipo presentó el argumento de que el Planeta Nueve podría haber sido originalmente un exoplaneta de otro Sistema Solar capturado por nuestro Sol hace miles de millones de años.

Considerando ese análisis, el Planeta Nueve no sería un «rogue planet», sino más bien un exoplaneta ligado a las estrellas que terminó desertando a nuestro Sol debido a fuerzas gravitatorias más allá de su control.

Por supuesto, todas estas explicaciones siguen estando en el ámbito de lo hipotético por ahora, pero con cada nueva pieza de investigación y comprensión que reunimos, se siente que estamos acercándonos a lo que podría ser uno de los más emocionantes descubrimientos científicos sobre nuestro Sistema Solar. Pero tenemos que encontrarlo primero.

«Estoy seguro de que Planet Nine está realmente ahí fuera», dijo Batygin.

«El número de puzzles aparentemente no relacionados dentro del Sistema Solar que son resueltos por la existencia del Planeta Nueve es simplemente demasiado grande para que todo sea una coincidencia».

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0