K2-3d: Un planeta extrasolar similar a la Tierra, que podría albergar vida extraterrestre

K2-3d: Un planeta extrasolar similar a la Tierra, que podría albergar vida extraterrestre

Investigadores del Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ), la Universidad de Tokio y el Centro de Astrobiología han encontrado una importante propiedad en un planeta extrasolar potencialmente similar a la Tierra, mientras este se encontraba en tránsito.

El equipo utilizó el instrumento MuSCAT en el telescopio de 188 cm del Observatorio Astrofísico de Okayama para estudiar el planeta extrasolar, llamado K2-3d, descubierto por la nave espacial Kepler de la NASA en 2015.

El planeta extrasolar está a unos 150 años luz de distancia, tiene 1,5 veces el tamaño de la Tierra, y orbita cerca de su estrella anfitriona durante unos 45 días. K2-3d es particularmente importante para los científicos porque existe la posibilidad de que pueda sostener la vida extraterrestre. Los cálculos muestran que la temperatura de la estrella es favorable, debido a la cercanía de la órbita lo cual hace posible un clima cálido similar a la Tierra con la posibilidad de que exista agua líquida en la superficie.

Durante el tránsito, un planeta pasa delante de su estrella y bloquea parte de su luz, disminuyendo el brillo de esta.

Si los científicos estudian este tránsito utilizando un telescopio futurista, como el Telescopio Thirty Meter, podrán analizar la atmósfera de K2-3d y detectar signos importantes de moléculas que posibilitan la vida, como el oxígeno.

Un collage que resume la investigación.

Un collage que resume la investigación.

Para estudiar esto, los investigadores tendrán que calcular el período orbital exacto de K2-3d para que puedan tener una mirada más cercana durante los tránsitos futuros, y aunque este proceso ha sido difícil en el pasado, este equipo ha calculado con éxito su órbita, logrando una precisión de aproximadamente 18 segundos. Este éxito es un paso importante en el estudio este planeta extrasolar, que a su vez permitirá continuar con la búsqueda de vida extraterrestre.

En el futuro, el equipo utilizará telescopios de próxima generación para medir cuánto disminuye el brillo durante el tránsito y cómo varía con la longitud de onda, lo que a su vez dará más información sobre la atmósfera del planeta extrasolar.

El equipo continuará investigando K2-3d y seguirá usando MuSCAT para realizar investigaciones similares en su búsqueda en curso para la vida extraterrestre.

El artículo ha sido publicado en Space.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0