Investigadores creen haber hallado las piernas desmembradas de la reina Nefertari

La momia de Nefertari fue arrancada a pedazos y arrojada a los alrededores por antiguos saqueadores, sin embargo, ahora científicos dicen que es muy probable que hayan identificado sus piernas.

Investigadores creen haber hallado las piernas desmembradas de la reina Nefertari

Un par de piernas momificadas en un museo italiano pueden pertenecer a una de las mujeres más bellas de la antigüedad. Según un equipo internacional de investigadores que las analizaron por primera vez, tendrían más de 3.200 años de edad.

Consta de huesos fragmentados de los muslos, una rótula y una parte proximal de la tibia (la parte superior del hueso donde se ensancha para ayudar a formar la articulación de la rodilla), las partes del cuerpo son probablemente los de la reina Nefertari.

No se debe confundir con Nefertiti, que vivió una dinastía antes, Nefertari fue la primera esposa y la «favorita» del poderoso Faraón guerrero Ramsés II, que reinó entre 1290-1224 a.C. durante los inicios de la 19 dinastía.

«Es la única reina de la era Ramesside que probablemente haya sido identificada hasta ahora», dijo el egiptólogo Michael Habicht del Instituto de Medicina Evolutiva de la Universidad de Zurich, Suiza.

El estudio, detallado en la revista PLOS ONE, indica que la antigua bella mujer egipcia era muy delgada y alta. La información ayuda a reconstruir la vida de una de las figuras más intrigantes del antiguo Egipto.

«Nefertari es una de las reinas verdaderamente grandes e importantes de Egipto y se encontraba al mismo nivel de Hatshepsut, Nefertiti y Cleopatra», dijo Habicht.

Conocida por las impresionantes pinturas murales de su suntuosa tumba en el Valle de las Reinas, que representa su belleza intemporal en una forma inusualmente realista, Nefertari fue altamente educada y desempeñó un papel activo en la política exterior.

Sin embargo, poco se sabe sobre su fallecimiento.

«Sabemos que ella dio a luz a cuatro hijos y cuatro hijas y que asistió a la ceremonia de apertura de los templos rocosos de Abu Simbel en el año 24 del reinado de Ramsés II. Después de ese acontecimiento, desapareció de la historia», dijo Habicht .

Los egiptólogos estiman que probablemente murió alrededor del año 25 del reinado de su esposo, habiendo alcanzado la edad de unos 40 a 50 años.

La tumba de Nefertari, conocida como QV66, fue saqueada en la antigüedad y su momia fue despedazada y arrojada por los antiguos ladrones.

Cuando el diplomático italiano y arqueólogo Ernesto Schiaparelli abrió el entierro de la reina en 1904, encontró una serie de restos rotos, incluyendo fragmentos del sarcófago de granito rosa que una vez sostuvieron la momia de Nefertari, un par de sandalias y dos piernas momificadas fragmentadas.

Un par de sandalias encontradas en la tumba de la reina Nefertari.

Un par de sandalias encontradas en la tumba de la reina Nefertari. Crédito: Michael Habicht

Ubicados en el Museo Egipcio de Turín, Italia, los restos han sido investigados en un estudio multidisciplinario.

«Aunque no existe certeza absoluta, los resultados hablan a favor de una identificación de los restos como Nefertari», dijo el autor principal Frank Rühli, director del Instituto de Medicina Evolutiva de la Universidad de Zurich en Suiza.

La reconstrucción antropométrica y la evaluación del tamaño de las rodillas revelaron que pertenecían a una mujer cuya estatura variaba entre 165 cm (5 pies 5 pulgadas) y 168 cm (5 pies 6 pulgadas).

La altura corporal también fue estimada de forma independiente por el profesor Maciej Henneberg de la Universidad de Adelaida, Australia, que obtuvo los mismos resultados – una talla de unos 165 cm.

Representación de la reina Nefertari en la pared de una tumba.

Representación de la reina Nefertari en la pared de una tumba. Crédito: Wikimedia

«Los datos sobre las mujeres del Nuevo Reino y el 3er Período Intermedio muestran que probablemente eran más altas que el 84 por ciento de las mujeres de su tiempo», dijo Rühli.

El análisis de los materiales utilizados para el embalsamamiento mostró que eran consistentes con las tradiciones de momificación Ramesside, mientras que los rayos X de la rodilla izquierda señalaban posibles rastros de arteriosclerosis, lo que sugiere que las piernas pertenecían a una persona mayor.

«La evidencia acumulada podría apuntar a un individuo entre 40 y 60 años», escribieron Rühli y sus colegas.

El misterio sobre las piernas momificadas, sin embargo, no está completamente resuelto. Los autores admiten que la identificación no puede hacerse con absoluta certeza, ya que algunos análisis fallaron. Además, QV66 no es una situación de enterramiento inalterada original.

La prueba de ADN no fue concluyente ya que las muestras resultaron contaminadas y no fueron adecuadas para el análisis, mientras que la datación por radiocarbono de los restos produjo resultados extraños – los restos serían anteriores al supuesto periodo de vida de la Reina Nefertari en unos 200 años.

«Una discrepancia entre la datación por radiocarbono y los modelos de cronología egipcios han sido debatidos durante mucho tiempo. De hecho, puede surgir alguna pregunta sobre el modelo cronológico del Nuevo Reino», dijo Habicht.

«Para el futuro, sugerimos fuertemente la datación por radiocarbono de otros restos reales y no reales de la era Ramesside, con el fin de validar o refutar la cronología», añadió.

El estudio ha sido publicado en la revista PLOS ONE.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0