¿Podrían la Gran Pirámide de Giza y la Torre de Tesla compartir la misma tecnología?

La Gran Pirámide de Giza es uno de los mejores ejemplos de máquinas de energía antigua. Era como una planta de energía de Tesla, pero creada hace miles de años.

¿Podrían la Gran Pirámide de Giza y la Central Eléctrica de Tesla compartir la misma tecnología?

Era una enorme estructura antigua que era capaz de usar las propiedades naturales de la Tierra para crear o producir una gran cantidad de energía. Se cree que esta energía fue utilizada por los antiguos egipcios, al igual que antiguos mayas y otras culturas en todo el mundo durante milenios. Esta teoría, sin embargo, ha sido firmemente rechazada por diversos investigadores.

Si nos acercamos a la historia de las civilizaciones antiguas desde otra perspectiva, nos encontraremos con que las civilizaciones antiguas de todo el mundo eran, de hecho, extremadamente sofisticadas y utilizaban tecnologías avanzadas miles de años antes de que la ciencia convencional las reinventara.

La idea de que las civilizaciones de todo el mundo han evolucionado de un estado primitivo hacia otro más avanzado es algo que los estudiosos de la corriente principal han tratado de implementar y colocar como la verdad última dentro de nuestra sociedad, escuelas y libros de historia. Sin embargo, este no es el caso, como sugieren muchos investigadores alrededor del mundo. De hecho, las civilizaciones antiguas eran mucho más avanzadas de lo que creemos.

En cuanto a las referencias históricas que se pueden descubrir en numerosas civilizaciones antiguas en todo el mundo, vamos a encontrar numerosos patrones y detalles que cuentan una historia diferente a la que nos es impuesta por los estudiosos de la corriente principal.

Estas tecnologías avanzadas estaban presentes en el antiguo Egipto, la antigua Sumeria, y en el norte, centro y Suramérica. La electricidad, la electroquímica, la tecnología electromagnética, la metalurgia, la ingeniería avanzada, incluida la hidrogeología, la química, la física y las formas avanzadas de matemáticas y astronomía se utilizaron hace miles de años.

Muchos investigadores coinciden en que en el pasado lejano, la electricidad fue ampliamente utilizada en la tierra de los faraones, con la batería de Bagdad que es uno de los mejores ejemplos de tal tecnología avanzada. Las escuelas regulares, sin embargo, no están de acuerdo. Pero al examinar la cuidadosa historia y los detalles dejados por los antiguos egipcios, una verdad diferente se revela de inmediato donde se puede ver que técnicas de iluminación sofisticadas efectivamente se utilizaron durante la construcción de las pirámides y otros edificios en el antiguo Egipto.

Aunque los estudiosos de la corriente principal no están de acuerdo con la noción de que los antiguos egipcios utilizaban la electricidad para iluminar edificios antiguos, muchos creen que hay suficiente evidencia para apoyar esta noción. Las intrincadas tallas demuestran que los antiguos egipcios utilizaron lo que parecen ser antorchas portátiles que no eran encendidas por el fuego, y eran como muchos creen, impulsadas por la electricidad inalámbrica, miles de años atrás.

Pero estas misteriosas antorchas no eran el único ejemplo que se puede encontrar en el antiguo Egipto. Se cree que el antiguo faro de Alejandría fue alimentado por una «lámpara de arco», y es otra pieza crucial de la evidencia que sugiere que la electricidad se utilizó en el antiguo Egipto hace miles de años. Sin embargo, la electricidad necesaria para alimentar estas estructuras increíbles solamente pudo haber sido proporcionada por una fuente eléctrica «enorme».

Por eso, muchas personas creen que la Gran Pirámide de Giza, cuyo propósito sigue siendo un misterio, se cree que fue utilizada en el pasado lejano, como una especie de máquina de energía gigante, utilizada para impulsar numerosos dispositivos a través de Egipto. La Gran Pirámide de Giza es considerada una antigua obra maestra de ingeniería y arquitectura y uno de los mejores – si no el mejor – ejemplo de construcción antigua.

Si bien la idea de que la Gran Pirámide de Egipto fue utilizada como una gigantesca central generadora de energía libre e inalámbrica es firmemente rechazada por los estudiosos de la corriente principal, esta teoría podría explicar numerosos enigmas sobre la Pirámide misma y la sofisticada sociedad que se asentó al lado del Nilo.

Curiosamente, el revestimiento exterior de la Gran Pirámide de Giza estaba cubierto por «piedra caliza blanca», montada de tal manera que nada podía encajar entre las piedras. Cabe mencionar que la «piedra caliza blanca» utilizada en la carcasa exterior de la Gran Pirámide de Giza no contiene magnesio y tiene propiedades aislantes muy elevadas. Se cree que esta sofisticada propiedad de aislamiento permitió a los antiguos egipcios controlar completamente la liberación de energía desde dentro de la pirámide.

Además, en la cubierta exterior, los bloques de piedra utilizados en las partes internas de la Gran Pirámide se hicieron a partir de otra forma de piedra caliza, que contiene pequeñas cantidades de cristales y metales que se cree que poseen dos importantes propiedades que permiten la máxima transmisión de potencia. Aún más interesante es el hecho de que los ejes construidos dentro de la Gran Pirámide fueron hechos de granito, la cual es una sustancia ligeramente radiactiva que permite la ionización del aire dentro de los ejes de aire de la Gran Pirámide, características similares se pueden encontrar en un cable conductor aislante.

Procesamiento de uso de imágenes térmicas para detectar diferentes temperaturas dentro de la Pirámide.

Procesamiento de uso de imágenes térmicas para detectar diferentes temperaturas dentro de la Pirámide. Crédito: HIP Institute

Lo único que faltaba a la Gran Pirámide de Giza para funcionar como una gran planta gigante de energía inalámbrica era una fuente de energía por lo que los antiguos constructores de la Gran Pirámide se aprovecharon del agua en la meseta de Giza. Curiosamente, la meseta de Giza donde se encuentran las pirámides están llena de canales de agua subterránea. Las pirámides en la meseta de Giza se elevan por encima de las capas de piedra caliza situadas debajo (acuíferos), y los espacios entre ellos se llenan con grandes cantidades de agua, y estas capas de roca son capaces de transmitir la energía hacia arriba mientras llevan el agua subterránea a la superficie. Esto significa que el flujo de alto volumen de agua que pasa a través de estas cavidades subterráneas es capaz de producir una corriente eléctrica; Conocida como Physio-electricity (fisio-electricidad). La fisio-electricidad puede definirse como «electricidad obtenida de los movimientos físicos naturales con la ayuda de determinados dispositivos de aprovechamiento». Por ejemplo, la energía de caminar, la energía de la corriente de un río (el río Nilo que fluye a través de los acuíferos. (Fuente)

Las cámaras construidas dentro de la Gran Pirámide de Giza se consideran como conductores de granito en el diseño, cargadas de «fisio-electricidad». Esto significa que dado el material y la construcción específica de la Gran Pirámide de Giza, el campo electromagnético que se forma en la parte inferior de la Pirámide se transmite hacia las capas superiores de la misma. Se cree que en el pasado lejano, un dispositivo de excelente conductividad eléctrica estaba situado en la parte superior de la pirámide, donde hoy en día un espacio vacío sigue siendo la única evidencia de una pirámide que en el pasado, se veía muy diferente.

Según la siguiente imagen, un misterioso grabado anterior a 1851, muestra dos pirámides coronadas con colosales figuras. Según Heródoto, estaban ubicadas en el centro del lago Moeris, Egipto, 490 a.C. ¿Podrían tener estos «adornos» sobre las pirámides una doble función: estética y conductor de la electricidad?

14963240_10154176233228507_3938416339787083461_n

Curiosamente, las huellas de esta tecnología antigua perdida desde hace mucho tiempo fueron redescubiertas en el año 1900 por el gran Nikola Tesla. Situado en la torre de Wardenclyffe, Tesla construyó entre los años 1901 y 1917, una forma casi idéntica de esta tecnología antigua, usada en Egipto hace 4000 años. La torre de Tesla también se cree que se construyó sobre acuíferos, lo que significa que la tecnología eléctrica utilizada por Tesla es casi idéntica a la aplicada en la construcción de la Gran Pirámide.

Tanto la Gran Pirámide de Giza como la magnífica Torre de Wardenclyffe de Tesla eran sistemas que generaban iones negativos y eran capaces de transmitirlos sin la necesidad de cables eléctricos, una energía completamente libre e inalámbrica que alimentaba otros componentes eléctricos a través de grandes distancias.

Pero parece que los antiguos egipcios no fueron los únicos en haber comprendido los beneficios de esta antigua tecnología.

Un estudio reciente ha demostrado que un sumidero natural, también conocido como «cenote» se encuentra debajo de la pirámide de Chichén Itzá. Los expertos han encontrado que está conectado a otras cavernas y lagos en la zona. Se cree que el agua que llena la caverna corre de norte a sur. Esto significa que la pirámide de Chichen Itza se sienta sobre una fuente de agua subterránea apenas como la Torre de Wardenclyffe de Tesla, y la Gran Pirámide de Giza.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0