NASA y Agencia de Emergencias de EE.UU ensayan impacto de asteroide en los Ángeles

En un ejercicio conjunto, la NASA y la FEMA (Agencia Federal para la Gestión de Emergencias) han simulado la detección, seguimiento e impacto de un asteroide en California, sin margen para ser desviado y con evacuación masiva.

NASA y Agencia de Emergencias de EE.UU ensayan impacto de asteroide en los Ángeles

El ejercicio simuló un posible impacto en cuatro años, un asteroide ficticio que se habría descubierto este otoño con una probabilidad del 2 por ciento de impacto con la Tierra, el 20 de septiembre de 2020.

El asteroide simulado se estimó inicialmente entre 100 y 250 metros de tamaño, con la posibilidad de hacer impacto en cualquier parte de una larga franja de tierra, incluyendo una estrecha franja de área que cruza todo Estados Unidos.

En el escenario ficticio, los observadores siguieron rastreando el asteroide durante tres meses usando observaciones telescópicas terrestres, y la probabilidad de impacto subió al 65 por ciento.

Entonces las observaciones siguientes tuvieron que esperar hasta cuatro meses más adelante, debido a la posición del asteroide con respecto al sol. Una vez que las observaciones pudieran reanudarse en mayo de 2017, la probabilidad de impacto saltó al 100 por ciento, informa la NASA.

Para noviembre de 2017, se simuló que el impacto previsto ocurriría en alguna parte en una banda estrecha a través de California meridional o cerca de la costa en el Océano Pacífico.

Primer simulacro sin posibilidad de desviación

Mientras que la preparación de una misión de desviación para mover el asteroide fuera de su curso de colisión había sido simulada en los ejercicios de mesa anteriores, este ejercicio en particular fue diseñado para que el tiempo de impacto fuera demasiado corto para una misión de deflexión viable – para plantear un gran desafío futuro a los encargados de la emergencia con una evacuación masiva del área metropolitana de Los Ángeles.

Científicos del JPL, del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore, de los Laboratorios Nacionales Sandia y de The Aerospace Corporation presentaron modelos de huella de impacto pronosticados, estimaciones de desplazamiento de población, información sobre la infraestructura que se vería afectada, así como otros datos que podrían ser conocidos en varios escenarios del ejercicio.

«El alto grado de incertidumbre inicial junto con el tiempo de alerta de impacto relativamente largo hicieron que este escenario fuera único y especialmente desafiante para los gerentes de emergencia», dijo el Jefe de la División de Coordinación Nacional de Respuesta de FEMA, Leviticus A. Lewis. «Es muy diferente prepararse para un evento con un cronograma mucho más corto, como un huracán».

Los asistentes consideraron formas de proporcionar información precisa, oportuna y útil al público, al tiempo que trataban de cómo refutar rumores e información falsa que pudieran surgir en los años previos al impacto hipotético.
«Estos ejercicios son inestimables para aquellos de nosotros en la comunidad científica de asteroides responsables involucrardos con FEMA en este peligro natural», dijo Lindley Johnson, Oficial de Defensa Planetaria de la NASA. «Recibimos comentarios valiosos de los gerentes de emergencia en estos ejercicios sobre qué información es crítica para su toma de decisiones, y tendremos esto en cuenta cuando ejercitamos cómo proporcionaríamos información a FEMA sobre un impacto previsto».

La NASA provee información experta a FEMA sobre el riesgo de impacto de asteroides a través de la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria. La NASA y FEMA continuarán llevando a cabo ejercicios de impacto de asteroides y tienen la intención de ampliar la participación en ejercicios futuros para incluir representantes adicionales de agencias locales y estatales de manejo de emergencias y el sector privado.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0