La vida extraterrestre podría aprovechar los cometas para recorrer el Sistema Solar

La vida extraterrestre podría darse «un paseo» alrededor del sistema solar montándose en un cometa, según un artículo publicado el martes en Universe Today.

La vida extraterrestre podría aprovechar los cometas para recorrer el Sistema Solar

Los científicos estiman que hay más de cien mil cometas cruzando la órbita de la Tierra y otros cien billones en el borde exterior del sistema solar. Combinado, esto equivale a una superficie que es aproximadamente igual a cien millones de Tierras, lo que aumenta drásticamente las probabilidades de que la vida alienígena pueda haberse desarrollado en ellos.

Además, la investigación indica que los cometas son bastante ricos en minerales, hielo de agua y compuestos biológicos necesarios para que la vida se desarrolle.

La sonda espacial Rosetta de la Agencia Espacial Europea encontró moléculas orgánicas complejas y sólidas, que son los componentes básicos de la vida, en partículas de polvo, mientras rodeaba al cometa en septiembre. Esta es la primera evidencia clara de materia orgánica sólida alrededor de un cometa, y apoya nuevas teorías científicas que plantean la existencia de bloques de construcción de la vida en la superficie de rocas espaciales.

«Nuestros análisis revelaron el carbono en una forma mucho más compleja de lo esperado», dijo el Dr. Hervé Cottin, uno de los científicos que descubrieron las moléculas, en un comunicado. «¡Es tan complejo que no podemos darle una fórmula adecuada o un nombre!».

Rosetta descendió en el cometa en un impacto controlado, mientras el cometa se dirigía más allá de la órbita de Júpiter.

La NASA enviará la sonda OSIRIS-REx al asteroide Bennu en 2018, donde adquirirá muestras del asteroide. La nave espacial de 4.650 libras y 800 millones de dólares se lanzará durante septiembre y debería llegar a Bennu en algún momento del año 2018. La sonda recogerá hasta cuatro libras de material de Bennu y regresará a la Tierra en 2023.

Bennu es uno de los muchos asteroides cercanos a la Tierra que tienen una pequeña posibilidad de impactar con nuestro planeta algún día. Obtener muestras de este astro permitirá a la NASA predecir de mejor manera cómo se mueven los asteroides, lo que hace más fácil para la agencia espacial el detener futuras rocas que puedan golpear nuestro planeta.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0