Dentadura postiza de 400 años de antigüedad es hallada por arqueólogos en Italia

La prótesis estaba formada por dientes de otras personas, unidos por una banda de oro.

Dentadura postiza de 400 años de antigüedad es hallada por arqueólogos en Italia

Los arqueólogos que excavaban en un monasterio en la ciudad de Lucca (Toscana, centro-norte de Italia) descubrieron una prótesis dental única de 400 años de antigüedad y que se asemeja asombrosamente a los puentes dentales modernos.

El aparato consta de cinco dientes – tres incisivos centrales y dos caninos laterales alineados en una secuencia anatómica incorrecta. Pertenecientes a diferentes individuos, los dientes estaban unidos entre sí por una banda de oro.

Para construir la prótesis, se retiró el ápice de la raíz de cada diente y se hizo un corte longitudinal a lo largo de las raíces.

«Los dientes estaban alineados y una sutil lámina de oro fue insertada en la fisura», dijo Simona Minozzi y Valentina Giuffra, de la división de Paleopatología de la Universidad de Pisa.

«Una micro-tomografía computarizada reveló la presencia de dos pequeñas clavijas doradas insertadas en cada diente cruzando la raíz y fijando los dientes a la banda interna de oro», dijeron los investigadores; según informa el sitio web italiano The Local.

La prótesis se ancló a los dientes del individuo a través de dos extremos en forma de ‘S’ con dos pequeños agujeros. Se utilizaron una especie de cuerdas para probablemente mantenerlas en su lugar.

Usando un microscopio electrónico, los investigadores encontraron que la lámina de oro es una aleación metálica hecha de 73 por ciento de oro, 15.6 por ciento de plata y 11.4 por ciento de cobre.

Según declararon los investigadores, totalmente sorprendidos: «Esta es la primera evidencia arqueológica de una prótesis dental con tecnología de banda de oro para el reemplazo de dientes faltantes», dijo Minozzi a Discovery News.

Las imágenes de la prótesis revelan los pequeños pines colocados en la raíz y que bloquean los dientes en la lámina interna de oro.

Las imágenes de la prótesis revelan los pequeños pines colocados en la raíz y que bloquean los dientes en la lámina interna de oro. Crédito: Simona Minozzi

Señaló que las descripciones de los dispositivos dentales de los siglos XVI y XVII son similares a las aplicaciones ya utilizadas por los etruscos hace más de 2.500 años.

«La prótesis de oro es mucho más compleja porque la lámina de oro corría dentro de las raíces dentales y los dientes estaban bloqueados con clavos de oro», dijo Minozzi.

La prótesis se encontró en el monasterio de S. Francesco en Lucca, durante excavaciones financiadas por la Fondazione Cassa di Risparmio de Lucca. Dos grandes tumbas de piedra contenían los restos de los Guinigis, una poderosa familia que gobernó la ciudad desde 1392 hasta 1429.

A lo largo de los años, restos óseos de sucesivos entierros fueron acumulados en las tumbas, por lo que no fue posible proporcionar una datación precisa para el dispositivo.

«Algunos fragmentos de cerámica y medallas devocionales encontradas en la misma capa estratigráfica fueron fechados a principios del siglo XVII», dijeron los investigadores.

La prótesis se encontró entre los restos mezclados de alrededor de 100 individuos.

«No pudimos encontrar la mandíbula correspondiente, así que no sabemos a quién pertenecía el aparato», dijo Minozzi.

Minozzi y sus colegas especulan que el individuo podría haber perdido los dientes debido a la caries, la infección de las encías o incluso la edad.

De hecho, el examen de los 100 esqueletos en la tumba reveló que la mitad de ellos tenías más de 40 años en el momento de su muerte – una edad avanzada para el tiempo – y muchos sufrían de enfermedades dentales.

«Entre los aristócratas Guinigis, la presencia de caries, periodontitis y dientes perdidos era más del doble en comparación con la población rural toscana», dijo Minozzi.

Según el dentista Umberto Pagliaro de Florencia, la prótesis es un ejemplo único de odontología tecnológicamente avanzada.

Es posible que no sepamos quién usó el dispositivo, pero los investigadores están seguros de que era totalmente funcional.

«El abundante depósito de sarro en los dientes y el metal indican que había sido usado durante un largo período», dijo Minozzi.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0