Violento terremoto remece nuevamente el centro de Italia

Un sismo, de 6,5° en la escala de Richter, golpeó el centro del país; dejó heridos y provocó graves daños en iglesias; hasta el momento no hay víctimas fatales.

Violento terremoto remece nuevamente el centro Italia

«Un antes y un después trágico». Luego del violento terremoto registrado, la Basílica de Norcia quedó totalmente destruida.

Luego del doble sismo del miércoles último, otro violento terremoto -el más fuerte que se registra en el país desde 1980- volvió a sacudir hoy el centro de Italia, dejando de nuevo gravísimos daños y heridos, pero al momento ningún muerto.

El nuevo sismo, de 6,5 grados en la escala de Richter, tuvo lugar a las 7.40 de la mañana, a una profundidad de 10 kilómetros, con epicentro entre Norcia, Preci y Castelsantangelo, las mismas zonas de las Marcas y Umbria sacudidas el miércoles pasadas, muy cercanas a las ya duramente devastadas por el terremoto del 24 de agosto pasado -cuando hubo casi 300 muertos-.

«Fue un temblor importante y relevante, al momento no hay víctimas, pero hay decenas de heridos, al menos uno grave», dijo el jefe de la Protección Civil, Fabrizio Curcio, dos horas después del nuevo momento de terror para todos los italianos.

El temblor -fruto de una nueva falla debajo de la cadena de los Apeninos, la espina dorsal de Italia y zona de alto riesgo sísmico-, provocó nuevos derrumbes y gravísimos daños en decenas de poblados del corazón de Italia. Se derrumbó la antiquísima catedral de Norcia, localidad donde la gente salió a las calles y se puso a rezar en medio de la plaza del centro histórico. Lo mismo sucedió en Preci, poblado de 700 habitantes en provincia de Perugia, donde su alcalde, Pietro Bellini, estaba controlando las condiciones de su gente. «Por la mañana la gente vuelve a las viviendas para llevarse las cosas que le sirven. Estamos verificando que nadie haya estado en las casas», dijo.

Los bomberos hablan de «nubes de polvo» que se levantaron desde las localidades de Norcia, Cascia y Preci. Tres personas fueron rescatadas vivas de entre las ruinas de Tolentino, localidad ya dañada por el doble sismo del miércoles pasado.

«Veo columnas de humo, se derrumbó todo. Es un desastre, un desastre! Estaba durmiendo en el auto y vi el infierno», testimonió Marco Rinaldi, alcalde de Ussita, localidad que fue epicentro del terremoto del miércoles pasado. «El centro ya había sido evacuado, espero que el trabajo hecho en estos días haya salvado vidas humanas», dijo Sante Stangoni, alcalde de Acquasanta Terme.

¿Fallas durmientes podrían causar un nuevo sismo devastador en Italia?

Los expertos han afirmado que Italia debe prepararse para un desastre geológico después de los terremotos que han afectado el centro del país este miércoles, informa el diario La Stampa. Advierten los especialistas los terremotos pueden producirse en otros lugares de Europa.

Con solo unas horas de diferencia, el entorno de la localidad de Perugia sufrió el pasado 26 de octubre dos terremotos de magnitud 5,6 y 6,1. Afortunadamente, no se han registrado víctimas mortales en la última serie de temblores, pero los expertos han advertido de que puede registrarse pronto en suelo europeo un terremoto que sí se cobre víctimas.

Los sismólogos explican cómo los terremotos impactan de modo negativo en las placas tectónicas, ya que suelen ocurrir en la misma línea de falla que separa a aquellas. Esto podría contribuir a una acumulación de tensión que se traduzca en un futuro temblor de mayor intensidad que los anteriores.

Crédito: lastampa.it

El sismólogo del Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología Alessandro Amato afirma que los dos nuevos terremotos son parte de la «misma secuencia de lo que comenzó hace dos mese». Por su parte, el director del Instituto de Geología Ambiental y de Geoingeniería del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Paolo Messina, asevera que los últimos terremotos podrían haber dejado fallas (fracturas en el terreno originadas por fuerzas tectónicas) durmientes. A juicio de Messina, «se ha activado una falla, probablemente vinculada a la que causó el choque en agosto».

Los fuertes terremotos pueden crear un «efecto dominó» cuando la actividad sísmica en una falla incrementa la actividad de las fallas vecinas. Sin embargo, es casi imposible para los expertos a predecir cuándo y dónde ocurrirá el próximo terremoto. Los expertos creen que el centro de Italia es el principal candidato.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: