Seth Shostak de SETI: La mayoría de las civilizaciones del universo son «inteligencias sintéticas»

Los científicos siempre han supuesto que los extraterrestres debían ser organismos orgánicos. Pero, ¿y si nuestros vecinos son una forma de inteligencia artificial?

¿Por qué los extraterrestres no responden a la señales enviadas? Científico creer tener la respuesta

Inteligencia artificial. Steven Spielberg

Desde hace más de 100 años la civilización humana ha enviado al espacio exterior numerosos mensajes para dar constancia de nuestra existencia. Pero a día de hoy los alienígenas todavía no nos han respondido, y los científicos lo explican por diversos motivos, desde que no haya vida extraterrestre inteligente cerca de nuestro Sistema Solar hasta que, tras estudiar nuestros mensajes, los alienígenas hayan decidido que es más seguro mantenerse alejados de nosotros.

Pero existe una explicación más, y es que estos extraterrestres no sean como nos habíamos imaginado. «Me aventuraría a decir que la mayoría de las civilizaciones del universo son ‘inteligencia sintética’», explica a BBC Seth Shostak, un astrónomo de la organización Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre, también conocida como SETI por sus siglas en inglés.

Shostak apunta que los extraterrestres ya podrían haber desarrollado la próxima generación de máquinas más inteligentes que los humanos. «Me temo que esto pueda decepcionar a los que esperan a pequeños extraterrestres grises con los ojos enormes, sin pelo ni vello en el cuerpo».

«No estoy seguro de que esto vaya a suceder inevitablemente», afirma otro astrónomo, Stuart Clark, refiriéndose a las máquinas con ‘supercerebros’ sintéticos. «Pero lo importante es que estamos buscando algo que se parezca un poco a nosotros, lo que limita la investigación. Creo que el SETI tendría que ampliar sus búsquedas», añade Clark, que subraya que la repuesta a la pregunta sobre la existencia de vida extraterrestre podría tener implicaciones muy importantes para toda la humanidad.

Seth Shostak, Astrónomo Senior para el Instituto SETI

Seth Shostak, Astrónomo Senior para el Instituto SETI

Por otra parte, si pensamos en extraterrestres que lleguen hasta la Tierra es probable que hayan cambiado antes sus cuerpos biológicos por otros sintéticos, mucho mejor preparados para largos viajes cósmicos; esto, ya sea que se trate de civilizaciones íntegramente formadas por robots, o que al menos cuenten con inteligencia artificial para proveer a las máquinas encargadas de los viajes espaciales, de por sí capacitadas para resistir a factores ambientales (temperaturas, gases, bacterias) mucho mejor que cualquier cuerpo orgánico.

Un simple cálculo demuestra que, si la joven humanidad ya ha llegado a donde está en términos tecnológicos, una civilización millones de años más antigua ya habrá accedido a la singularidad (estadio en que las máquinas adquieren conciencia) para vivir en una era pos-biológica.

Si esto es así, puede suceder también que el universo entero esté siendo gobernado por inteligencia artificial extraterrestre.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0