Este extraño meteorito podría provenir de más allá del Sistema Solar

Aunque tomó 16 años, finalmente se ha logrado conocer el origen de uno de los meteoritos más extraños que ha impactado en la superficie de la Tierra.

Este extraño meteorito podría provenir de más allá del Sistema Solar

Los astrónomos han encontrado evidencia de que el meteorito del lago Tagish, que impactó en Canadá en el 2000, vino del Cinturón de Kuiper – ubicado en las afueras del sistema solar, más allá de Neptuno.

En enero del 2000, un meteorito cayó envuelto en una «bola de fuego» en el congelado lago Tagish, al noroeste de la Columbia Británica, la mayor parte de la roca espacial tamaño de un automóvil fue vaporizada, pero quedaron suficiente escombros en la superficie helada que los científicos pudieon recoger.

«Estos meteoritos primitivos son muy frágiles, más como terrones de tierra de rocas duras, y muchas veces se queman y se rompen», dijo Clark Chapman del Instituto de Investigación del Suroeste en Boulder, Colorado, a New Scientist en el momento del descubrimiento.

«Incluso en este caso, sólo se han podido recuperar unos pocos kilogramos de un objeto que tenía 5 metros de diámetro cuando llegó desde la atmósfera de la Tierra.»

En ese momento, Chapman y su equipo sospecharon que el meteorito del lago Tagish – que no se parece a cualquier otro meteorito encontrado en la Tierra – podría ser el trozo más antiguo del Sistema Solar que tenemos.

«Su composición es muy similar al Sol mismo (menos los compuestos gaseosos) y se nota aún menos alteración de sus minerales que es típico para este tipo de meteoritos», explicó Chapman .

Como parte de un enorme y bullicioso Universo, sería lógico que la Tierra entre en contacto con las rocas espaciales de todos los rincones de la galaxia, pero en realidad, las cosas de fuera de nuestra vecindad inmediata no nos visitan tanto.

De hecho, de los millones de meteoros y meteoritos que han llegado aquí, cada uno ha sido rastreado hasta el cinturón de asteroides – que se encuentra justo entre Marte y Júpiter – excepto uno, el meteorito del lago Tagish.

Southwest Research Institute acaba de llegar a una nueva hipótesis sobre el origen de este extraño meteorito, y manifiesta que podría ser uno de los escombros dejados por una «lucha planetaria» hace unos 4 millones de años.

Sobre la base de varias simulaciones del sistema solar temprano, cuando los planetas gigantes Júpiter, Saturno, Urano, y Neptuno estaban empujándose unos a otros debido a fuerzas gravitacionales podrían haber arrojado piedras hacia el interior, desde el Cinturón de Kuiper.

Otro estudio ha encontrado evidencia de que un quinto gigante de gas podría haber existido en el Sistema Solar – antes de que Júpiter lo expulsara.

¿Nuestro quinto gigante de gas perdido está relacionado al distante cinturón de Kuiper?

Sin embargo, es posible de que se pueda poner fin a las especulaciones, pues NASA ha aprobado recientemente una misión New Horizons para visitar el objeto MU69 2014, del cinturón de Kuiper, por lo que «pronto» podríamos tener un poco de material del cinturón de Kuiper para realizar comparaciones.

Este estudio fue publicado en The Astronomical Journal.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0