Descubren que la Gran Mancha Roja de Júpiter calienta la atmósfera del planeta

Una reciente investigación ha indicado que la Gran Mancha Roja de Júpiter podría llegar a ser la misteriosa causante fuente de energía que calentaría la atmósfera superior del planeta hasta los valores inusualmente altos observados.

Descubren que la Gran Mancha Roja de Júpiter calienta la atmósfera del planeta

La Gran Mancha Roja de Júpiter calienta la atmósfera superior del planeta. Crédito: Karen Teramura, University of Hawaii Institute for Astronomy, James O’Donoghue y Luke Moore

La luz solar que alcanza la Tierra calienta de forma eficiente la atmósfera terrestre en altitudes muy por encima de la superficie, incluso a 400 kilómetros, donde orbita la Estación Espacial Internacional. Júpiter está cinco veces más distante del Sol, y sin embargo su atmósfera superior tiene temperaturas, en promedio, comparables con las existentes a una altitud comparable en la Tierra. Las fuentes de la energía no solar responsables de este calentamiento extra han sido un enigma para la ciencia desde que se detectó por vez primera la anomalía.

Descartado el calentamiento solar desde arriba, el equipo de James O’Donoghue y Luke Moore, de la Universidad de Boston en Estados Unidos, diseñó observaciones con las que cartografiar la distribución del calor por todo el planeta en busca de cualquier anomalía de temperatura que pudiera aportar pistas sobre la procedencia de dicha energía.

Los astrónomos miden la temperatura de un planeta observando la luz infrarroja (no visible por el ojo humano), que emite.

Tras analizar las nuevas observaciones, los investigadores han hallado a gran altitud temperaturas mucho más cálidas de lo esperado. Las lecturas de este tipo se daban siempre que el telescopio apuntaba justo hacia ciertas latitudes y longitudes en el hemisferio sur del planeta.

O’Donoghue y sus colegas pudieron ver casi inmediatamente que las temperaturas máximas a gran altitud estaban en una zona situada justo encima de la Gran Mancha Roja, aunque a una distancia notable en vertical.

La Gran Mancha Roja de Júpiter es uno de los fenómenos más espectaculares de nuestro sistema solar. Descubierta pocos años después de la introducción de la astronomía telescópica por Galileo en el siglo XVII, este remolino de gases coloridos aunque mayormente rojizo suele definirse como un “huracán perpetuo”. La Gran Mancha Roja es ciertamente una tormenta gigantesca y de siglos de duración, aunque ha variado bastante de tamaño y de color con el paso de los siglos. Abarca una distancia igual a tres veces el diámetro de la Tierra.

La investigación ha sido publicada en la revista Nature.

La Gran Mancha Roja es una fuente muy potente de energía, ciertamente capaz de calentar la atmósfera superior de Júpiter, pero hasta ahora no había evidencias de su influencia real sobre las temperaturas observadas a grandes altitudes.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0