Arqueólogos descubren tablillas de oro con maldiciones de 2.000 años de antigüedad

Un equipo de arqueólogos ha descubierto en Serbia las primeras tablillas de oro con maldiciones conocidas hasta ahora en antiguas tumbas romanas. Las tablillas incluyen inscripciones en lenguajes largo tiempo olvidados, con extraños símbolos mágicos que invocan tanto a dioses como a demonios con la intención de provocar enfermedades, infligir castigos e incluso causar la muerte a enemigos, amores no correspondidos, malos vecinos y parientes.

Arqueólogos descubren tablillas de oro con maldiciones de 2.000 años de antigüedad

Crédito: Archaeological Institute in Belgrade

NBC informa de que estas tablillas con maldiciones han sido descubiertas en tumbas romanas del yacimiento arqueológico de Viminacium, antigua capital de la que fue la provincia romana de Moesia Superior, en la actual Serbia. Este territorio estuvo bajo control romano (y más tarde bizantino) durante unos 600 años, desde el siglo I a. C. hasta las invasiones eslavas del siglo VI d. C. En la actualidad, el yacimiento arqueológico de Viminacium ocupa una extensión de 450 hectáreas y alberga ruinas de templos, calles plazas, anfiteatros, palacios, hipódromos, baños romanos y sepulcros.

«Se trata de un descubrimiento arqueológico muy importante, ya que nos demuestra lo lujosa que era la vida en Viminacium, o cuánto esperaban de estas «tablillas de maldiciones» como para utilizar metales preciosos,» apunta Miomir Korac, jefe de arqueólogos en el yacimiento de Viminacium, en declaraciones recogidas por NBC News. Y añade: «Hasta donde yo sé, hasta ahora no se habían encontrado en ningún sitio tablillas de este tipo inscritas en oro. Obedeciendo a las costumbres romanas, nunca se depositaba oro en las tumbas.»

Las tablillas de maldiciones están escritas en antiguo griego, además de en otras lenguas incomprensibles, e incluyen símbolos mágicos. En una de ellas se lee: «Que todas las potencias y demonios ayuden a…»

A Minerva la diosa Sulis he entregado el ladrón que ha robado mi capa con capucha, sea libre o esclavo, hombre o mujer. No volverá a conseguir este don si no lo paga con su propia sangre.”

Algunas de estas maldiciones revelan la intensidad de la ira de la víctima:

…de modo que si alguien, ya sea libre o esclavo, guarda silencio o sabe de ello, por poco que sea, maldito sea en su sangre, ojos y en cada uno de sus miembros, e incluso que todas sus entrañas se pudran si ha robado el anillo o ha guardado secreto (sobre la identidad del ladrón).”

En la antigua ciudad de Amatunte, en la isla de Chipre, fue descubierta en el año 2008 una tablilla de maldiciones en la que se podía leer la inscripción: «Que te duela el pene cuando hagas el amor.»

Crédito: Djordje Kojadinovic/Reuters

Crédito: Djordje Kojadinovic/Reuters

El deseo de provocar enfermedades e incluso la muerte es típico de muchas maldiciones romanas. En una tablilla hallada en Bath, Inglaterra, se puede leer:

Fusión entre creencias paganas y cristianas

Estos valiosos hallazgos revelan un cambio en el panorama religioso en el que el cristianismo estaba sustituyendo a las antiguas religiones paganas, aunque las prácticas paganas aún no habían sido abandonadas del todo, ya que en estas tablillas se invocan a dioses tanto paganos como cristianos.

En palabras de Korac: «En estas tablillas figuran deidades opuestas, como si se invocaran a Cristo y al Anticristo a día de hoy, o a Cristo y a dioses paganos, y eso resulta chocante. Este hecho nos demuestra que el proceso de conversión al cristianismo fue lento.”

En la antigua ciudad de Viminacium, los arqueólogos han encontrado cristianos y paganos enterrados juntos, y este hecho sugiere que, al menos por un tiempo, vivieron juntos en tolerancia y armonía.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0