Nuevo estudio revela los peligrosos efectos de consumir carnes rojas

Un reciente estudio realizado por científicos de la Universidad Nacional de Singapur sugiere que el consumo prolongado de carne roja afecta a los riñones.

La carne roja, o sea, carnes de res, cordero y cerdo, puede formar parte de una dieta saludable. Pero, como ocurre con muchos componentes de la dieta, lo mejor es limitar la cantidad consumida, indica el portal Medical News Today.

Por ejemplo, el Instituto Estadounidense para la Investigación del Cáncer (American Institute for Cancer Research) recomienda no comer más de medio kilo a la semana debido a sus vínculos con ciertos tipos de cáncer, incluido el cáncer de estómago.

Un estudio, publicado en The Journal of the American Medical Association en 2012, documentó 23.926 muertes causadas por insuficiencia renal y concluyó que el consumo de carne roja está asociado con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y mortalidad por cáncer.

El presente estudio, llevado a cabo en la Escuela de Medicina de Duke-NUS y la Escuela de Salud Pública de la Universidad Nacional de Singapur Hock, investigó además el impacto potencial de la carne roja sobre la salud renal.

El estudio ha sido publicado en la revista Journal of the American Society of Nephrology

Una porción de carne roja menos a la semana

Los investigadores estiman que la sustitución de una porción de carne roja a la semana por una fuente de proteína diferente reduce el riesgo de desarrollar la enfermedad renal terminal en un 62%.

Estos resultados confirman otros estudios recientes, lo que le añade peso. Por ejemplo, un estudio japonés descubrió que las regiones geográficas donde se consume más proteína animal tienen una mayor tasa de enfermedad renal terminal.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0