Los grandes misterios de Júpiter ante el ojo de la sonda espacial Juno

Finalmente lo ha conseguido. La sonda Juno de la NASA ha logrado entrar con éxito en la órbita de Júpiter tras más de cinco años de viaje.

Imagen de la conocida como Gran Tormenta Roja en la atmósfera de Júpiter.

Imagen de la conocida como Gran Tormenta Roja en la atmósfera de Júpiter. Crédito: NASA

Lo logró alrededor de las 03:54 GMT del martes (05:54 hora española de esta madrugada). Juno, impulsada por energía solar, se incorporó a la órbita de Júpiter, se giró hacia el Sol y comenzó su misión de investigación, culminando así un viaje que arrancó en agosto de 2011 y que busca despejar numerosos interrogantes sobre el mayor planeta del sistema solar, tan enorme que en él podría caber la Tierra más de mil veces.

Tras entrar en órbita, Juno girará alrededor del planeta durante 20 meses y a una altitud de 5.000 kilómetros antes de desplomarse para siempre sobre su superficie. Durante ese tiempo la sonda analizará su composición y atmósfera, enviando datos que llegarán a la Tierra casi 50 minutos después.

¿De qué está hecho el núcleo del planeta?

Uno de los mayores misterios de Júpiter, un gigante gaseoso, es conocer de qué está compuesto su núcleo. ¿Se trata de un centro sólido de metales como el níquel o el hierro, o en realidad estamos ante un núcleo de hidrógeno y otros gases comprimidos? Si es lo primero, si se descubre que Júpiter cuenta con un núcleo sólido, sería una indicación de que el planeta se formó en etapas posteriores del sistema solar, algo que también daría pistas sobre el origen del mismo.

¿Cuánta agua hay en Júpiter?

Nueve sofisticados instrumentos científicos viajan a bordo de la sonda para realizar las mediciones y enviar los datos a la Tierra. Uno de ellos, un radiómetro de microondas formado por seis antenas, será clave para cumplir uno de los objetivos de la misión: medir la abundancia de agua en la atmósfera.

¿Cómo es su campo magnético?

Júpiter está rodeado por un gran campo magnético que, se cree, está generado por un océano de hidrógeno líquido que se encuentra bajo la superficie, sometido a enormes presiones y que gira a gran velocidad. El movimiento de este material conductor produce una corriente eléctrica, que crea un campo magnético, conocido como magnetosféra. Este campo es unas veinte veces más fuerte que el que nos protege de las radiaciones en la Tierra.

¿Por qué se forman gigantescas tormentas?

La sonda de la NASA estudiará la composición y evolución de la atmósfera de Júpiter y, de paso, obtendrá información sobre fenómenos como la Gran Mancha Roja, una gigantesca tormenta (la más grande conocida) de 40.000 kilómetros de largo por 12.000 de ancho. Es tan grande que la Tierra cabría en su interior. Los vientos que genera soplan a velocidades de hasta 600 kilómetros por hora.

Las anteriores interrogantes son solo algunos de los «enigmas» que Juno tratará de responder. Sin embargo, la creencia popular es que NASA no revelará todos los datos que se obtengan del planeta Júpiter, por ejemplo si en caso se llegara a descubrir vida extraterrestre en cualquiera de sus formas.

Desde CodigoOculto.com esperamos que este gran salto científico esté a la par de las revelaciones que NASA y Juno nos darán en los siguientes meses.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0