Descubren el cráneo alargado de una mujer de 2.000 años de antigüedad en Corea

Descubren el cráneo alargado de una mujer de 2.000 años de antigüedad en Corea

Los restos de una mujer con un extraño cráneo alargado, con una antigüedad aproximada de 1.000 a 2.000 años, han sido desenterrados en Corea. La mujer formó parte de la antigua cultura Silla, que gobernó gran parte de la península de Corea durante casi un milenio.

A diferencia de algunos de los cráneos deformados que se han encontrado en todo el mundo en otros sepulcros antiguos, sin embargo, es poco probable que esta mujer haya sido sometida a un aplanamiento deliberado del cráneo, según los investigadores.

Los restos de la mujer, de aproximadamente 30 años de edad a la hora de fallecer, fueron hallados dentro de un mokgwakmyo, un tradicional ataúd de madera. Los huesos de su cuerpo estaban relativamente bien preservados, sin embargo, su cabeza estaba fragmentada, por lo que los investigadores tuvieron que recoger todos los pedazos y unirlos nuevamente. Al completar la tarea, los científicos se vieron sorprendidos al descubrir que el cráneo era anormalmente largo.

Para entender más sobre la mujer, los investigadores extrajeron su ADN mitocondrial, que se transmite de la madre al hijo. El ADN mitocondrial reveló que la mujer pertenecía a un linaje genético que todavía está presente en el Este de Asia hoy.

Un análisis adicional de los isótopos de carbono en el esqueleto también mostraron que la mujer no comía carne, lo cual coincide con las estrictas enseñanzas del budismo en aquel momento.

Fragmentos del cráneo alargado encontrado.

Fragmentos del cráneo alargado encontrado.

Al unir todas las características y la particular forma de la cabeza de la mujer se reveló que era una dolicocefálica – lo que significa que el ancho de su cabeza era inferior al 75 por ciento de su longitud.

Si bien los investigadores pensaron inicialmente que la cabeza podría haber sido deformada deliberadamente, finalmente descartaron esta posibilidad.

El cráneo no tenía huesos planos en la parte delantera, los cuales son distintivos en cráneos deformados deliberadamente.

En declaraciones a Live Science, Eun Jin Woo, co-autor del estudio, dijo: «El cráneo en este estudio no mostró los cambios que sí muestran los cráneos deformados. En este sentido, creemos que la cabeza debe ser considerada como una variación normal en el grupo.»

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0