Científicos detectan formas de vida molecular en el espacio interestelar por primera vez

Científicos detectan formas de vida molecular en el espacio interestelar por primera vez

Por primera vez, una molécula descubierta fuera de nuestro sistema solar ha demostrado poseer una geometría molecular que sólo se encuentra en los bloques de construcción biológicos, tales como aminoácidos, proteínas y enzimas.

Este nuevo y fascinante hallazgo podría aumentar en gran medida nuestra comprensión general de cómo comenzó la vida en la Tierra, y las perspectivas posibles de cómo podría haber evolucionado la vida en otras partes de la galaxia y en el universo.

Hasta la fecha, el origen de las moléculas quirales era un gran misterio para los científicos, aunque muchos han especulado durante años que la respuesta a nuestras preguntas se pudo encontrar en las nubes interestelares, las cuales contienen los principales ingredientes necesarios para la formación de nuestro sistema solar y de la vida, finalmente.

En un nuevo estudio, los científicos utilizaron radiotelescopios extremadamente sensibles para detectar una molécula quiral llamada óxido de propileno (CH3CHCH2O) en Sagitario B2, una nube de gas y polvo que posee aproximadamente tres millones de veces la masa del Sol, y situada cerca del centro de nuestra galaxia.

«Esta es la primera molécula detectada en el espacio interestelar que tiene la propiedad de quiralidad, por lo que es un salto pionero hacia adelante en nuestra comprensión de cómo las moléculas prebióticas se generaron en el Universo y cuáles son los efectos que pueden tener sobre los orígenes de la vida», dijo Brett McGuire, un químico en el Observatorio Nacional de Radioastronomía (NRAO) en Charlottesville , Virginia.

«El óxido de propileno se encuentra entre las moléculas más complejas detectadas hasta ahora en el espacio», dijo Brandon Carroll, un estudiante graduado de química en el Instituto de Tecnología de California en Pasadena.

La nueva investigación se llevó a cabo principalmente utilizando el Telescopio de Green Bank de la Fundación Nacional de Ciencias de los Estados Unidos en West Virginia, y con observaciones de apoyo adicionales tomadas con el radiotelescopio Parkes en Australia.

Aunque el óxido de propileno no no se encuentra organismos vivos que conocemos, su presencia en el espacio es una señal de la existencia de otras moléculas quirales.

El hallazgo fue publicado en la revista Science y también fue presentado en la reunión de la American Astronomical Society en San Diego, California.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0