Nuevo informe clasifica oficialmente las catástrofes que nos podrían erradicar en el 2016

Nuevo informe clasifica oficialmente las catástrofes que nos podrían erradicar en el 2016

Hay muchas formas de catástrofes en que la humanidad podría ser diezmada, la mayoría de ellas causadas por su misma mano destructora. Un reciente informe clasifica los diversos factores de riesgo que podrían ser una seria amenaza para la vida en nuestro planeta en el 2016.

Este tipo de acontecimientos terribles – definidos como «eventos o procesos que conducen a la muerte de aproximadamente una décima parte de la población mundial, o que tienen efectos comparables» – solamente podrían ser hipotéticos, por ahora, pero eso no significa que no debemos estudiarlos, evaluar sus causas y riesgos e intentar nuestro mejor esfuerzo para evitar que ocurran.

A esto justamente apunta un reciente informe denominado «Global Catastrophic Risks 2016» y publicado por la Swedish Global Challenges Foundation en colaboración con la Universidad de Oxford. El reporte describe los factores de riesgo que pueden amenazar seriamente nuestra forma de vida en el planeta.

Es entendible que esto podría sonar como algo de una película de desastres de Hollywood; sin embargo las catástrofes globales realmente ocurren.

Los ejemplos que comprende el informe incluyen pandemias como la Peste Negra, que se estima ha matado a por lo menos 200 millones de personas (aproximadamente el 20 por ciento de la población mundial) en el siglo 14.

Más recientemente, se estima que la gripe española de 1918 exterminó entre el 3 al 5 por ciento de la población mundial. Y la crisis de los misiles de Cuba, habría empeorado las cosas, y podría haber acabado con mucho más que sólo el 10 por ciento de los pueblos del mundo.

¿Cuáles son las catástrofes globales a las que estamos más expuestos actualmente? Según el informe, los eventos catastróficos globales más probables que podrían ocurrir en los próximos cinco años son las pandemias – ya sea naturales o modificadas por los seres humanos – y la perspectiva de una guerra nuclear.

Otras amenazas de alto riesgo – pero que se consideran menos propensas a causar estragos en los próximos cinco años son el cambio climático catastrófico, la intervención catastrófica de la inteligencia artificial (IA) (rebelión de las máquinas, en la vida real), y la geoingeniería, que podría terminar siendo contraproducente no solo para un sector de la población sino de manera global.

Las amenazas de bajo riesgo incluyen eventos externos como la posibilidad de un impacto de un asteroide o la erupción de un super volcán, y otros «riesgos desconocidos», como explica el informe:

De hecho, la experiencia durante el siglo pasado sugiere que muchos de los riesgos de futuro más importante pueden ser desconocido en la actualidad. Al igual que en el siglo 20 en que habría sido imposible predecir las armas nucleares, el cambio climático catastrófico, o los riesgos de biotecnología, puede ser que en el futuro los riesgos catastróficos globales no estén a la vista”.

Es importante destacar que el informe no solo muestra estos riesgos, sino que también contiene consejos sobre cómo la humanidad podría ser capaz de prevenir estas catástrofes. Se trata principalmente de actividades a realizar por los gobiernos, las ONG y las organizaciones de investigación, pero igualmente las personas naturales pueden echarles un vistazo y aprender sobre cómo prevenir estas tragedias.

A pesar de su escala, los riesgos de catástrofes globales reciben una atención limitada. Una de las razones es que muchos de estos riesgos son poco probables en cualquier década determinada. Pero incluso cuando la probabilidad es baja, su magnitud garantiza resultados adversos tomando en serio estos riesgos. Un riesgo catastrófico global no sólo amenaza a todo el mundo en la actualidad, sino que también a las generaciones futuras.”

El informe completo (en inglés) ha sido publicado en globalprioritiesproject.org. Vale la pena echarle un vistazo.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: