IBM dice que ha diseñado una molécula que podría combatir virus humanos

IBM dice que ha diseñado una molécula que podría combatir virus humanos

La dificultad en la lucha contra los virus como el Ébola o el Zika, reside en que estos son muy diferentes uno del otro, y cada uno puede mutar con regularidad para crear diferentes cepas del mismo virus.

Para hacer frente a esto, los científicos han estado ocupados mirando las características comunes de los virus que podrían ser utilizados para desarrollar una vacuna capaz de luchar contra cualquier infección, y un grupo de investigadores de IBM afirman que están cerca de obtenerlo.

Una macromolécula, que viene a ser una molécula gigante compuesta de unidades más pequeñas, se está desarrollando, y esta podría tener el potencial de bloquear varios tipos de virus, a pesar de las muchas variaciones que realicen. Aunque aún es pronto para cantar victoria, los resultados podrían conducir a medicamentos que no sean «engañados» mediante la mutación de las cepas del virus.

Los científicos de gigante tecnológica IBM y el Instituto de Bioingeniería y Nanotecnología en Singapur, omitieron el ARN y el ADN de los virus que se utilizan para las pruebas, éstos tradicionalmente son las áreas que brindan a los virus sus características, pero también tienden a variar de virus a virus y de mutación a mutación.

En cambio, el equipo analizó las glicoproteínas – grandes moléculas unidas a la parte exterior de todos los virus y capaces de engancharse a las células en el cuerpo – el proceso que realmente nos enferma. La macromolécula que ahora se ha desarrollado atrae a los virus y luego neutraliza sus niveles de acidez y los hace menos capaces de replicarse en el proceso.

La macromolécula tiene otro método de ataque también – un azúcar llamado manosa, que se adhiere a las células inmunes sanas y las acerca más al virus, acelerando la lucha contra la infección.

Basado en las pruebas ya realizadas por el equipo en virus como el Ebola y el dengue, la macromolécula funciona según lo previsto. Se se une a las glicoproteínas, desactiva la capacidad viral de infectar las células sanas, mientras que la manosa también fue eficaz para detener que los virus infecten a las células inmunes.

A corto plazo, los investigadores piensan que las macromoléculas se podrían usar en toallitas antivirales o detergentes, según informa Gizmag. Con más estudios, se podría conocer si las vacunas también podrían ser capaces de protegernos contra toda una gama de virus.

«Es casi una tarea de enormes proporciones el diseñar cualquier tipo de terapia para un virus», declaró el investigador principal James Hedrick del IBM Research. «La glicoproteína es una especie de miel. Es un poco pegajosa. Podemos ahora competitivamente ir más rápido que el virus antes de que pueda infectar a las células. Una vez que se logren bloquear los receptores, se podrá prevenir la infección.»

Los resultados del grupo han sido publicados en la journal Macromolecules.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0