El misterio de las piedras de Ica: ¿Evidencia de una antigua y avanzada civilización?

El misterio de las piedras de Ica: ¿Evidencia de una antigua y avanzada civilización?

Las Piedras de Ica son una colección de piedras del tipo andesita provenientes del Perú, clasificadas como oopart y que la ciencia considera un fraude, aunque algunas se han podido datar con fidelidad por instituciones científicas españolas.

Estas piedras se caracterizan por estar decoradas con supuestos antiguos dibujos de dinosaurios y artefactos tecnológicos avanzados.

En 1961 unas extrañas piedras (Gliptolitos) con sorprendentes grabados en sus superficies fueron encontradas por campesinos en un depósito oculto bajo las arenas del inmenso desierto de Ocucaje, en la costa del Departamento de Ica, Perú.

Posteriormente, en 1966, el médico Javier Cabrera Darquea recibe de regalo de un amigo una de estas extrañas piedras, lo que despierta su curiosidad. En sus propias palabras señala que «descubrió que estas piedras eran parte de un extraordinario archivo lítico de hechos humanos que trascendían el espacio peruano y el del planeta, así como no cabían en el tiempo geológico que los científicos habían asignado al origen y evolución del género humano». En su museo, él rescató del olvido más de 15.000 de estos «testimonios pétreos».

El museo y las piedras

El Museo Científico Javier Cabrera es pequeño, privado y está situado en la Plaza de Armas de Ica, a unas cuatro horas al sur de Lima, la capital de Perú. Fue creado por el propio Dr. Cabrera para salvaguardar las muchas y misteriosas rocas talladas descubiertas en la zona. Cabrera murió hace algunos años, pero ahora el museo lo mantiene su hija, que comparte la sabiduría de su padre con quienes se interesan por las piedras.

Representaciones de dinosaurios en una de las enigmáticas piedras de Ica.

Representaciones de dinosaurios en una de las enigmáticas piedras de Ica.

En el desierto de Ica se han encontrado más de 50.000 piedras grabadas, de las que alrededor de 20.000 se encuentran en las instalaciones del museo.

Además de la extraordinaria cantidad, lo primero que uno nota al observar las piedras es que son mucho más densas que el resto de piedras normales, y es que están formadas por dos capas: una de basalto negro en su centro y otra de andesita negra y brillante como capa exterior. Asimismo, las hay de todos los tamaños: desde tan pequeñas que caben en la palma de la mano, hasta otras de un metro de alto.

Las piedras están grabadas con escenas de pueblos antiguos, representando una gran variedad de imágenes de la vida cotidiana. Las más espectaculares (y las más misteriosas) parecen mostrar conocimientos médicos avanzados, incluyendo cirugía cerebral, trasplantes de corazón y experimentación genética.

Una piedra de Ica representando una antigua cirugía.

Una piedra de Ica representando una antigua cirugía.

Incluso existen piedras que parecen representar, con gran detalle, a alguien realizando un trasplante de corazón, así como extrayéndole el cerebro a un paciente y acoplándolo a una especie de aparato para mantenerlo vivo. En otras piedras también podemos ver a varios individuos observando astros y estrellas con objetos que parecen ser telescopios.

¿Qué significa todo esto?

Lamentablemente, hasta el día de hoy no sabemos con certeza qué significan todos esos dibujos grabados. Se dice que, cuando comenzaron a aparecer las piedras en el desierto peruano de Ica, nadie supo a qué se debían y un campesino empezó a vendérselas a los turistas.

En la foto: Basilio Uchuya, quien se atribuía la autoría de los polémicos grabados.

En la foto: Basilio Uchuya, quien se atribuía la autoría de los polémicos grabados.

Supuestamente, cuando el gobierno amenazó con la cárcel al agricultor por la venta de dichas antigüedades, el hombre afirmó que él mismo las había grabado. Llegados hasta este punto, la historia oficial relata que un agricultor −o un pequeño grupo de personas− grabaron todas las piedras con el fin de lucrarse vendiéndoselas a los extranjeros.

Las lagunas de la versión oficial

Sin embargo, dado que son más de 50.000 las piedras que se han encontrado hasta ahora (todas ellas en el desierto de Ica), sería muy difícil que un pequeño grupo de personas las hubiera generado. Supongamos que las hubiesen tallado durante los últimos 50 años. Esto significaría que habrían trabajado alrededor de 1.000 piedras por año durante medio siglo. Es decir, tendrían que haber producido tres piedras al día.

¿Es posible que un solo hombre se haya dedicado a grabarlas? ¿Cómo es posible que un humilde campesino del desierto peruano supiese lo que aparece representado en las piedras? ¿Puede deberse a un plan urdido por un pequeño grupo de campesinos? En ese caso, ¿cómo fueron capaces de mantener su secreto durante tantos años?

Representación de un hombre utilizando un telescopio para observar el cielo. ¿Esto podría probar que una antigua civilización poseía tecnología avanzada?

Representación de un hombre utilizando un telescopio para observar el cielo. ¿Esto podría probar que una antigua civilización poseía tecnología avanzada?

La hipótesis del Dr. Cabrera

Nadie sabe realmente quién grabó las piedras ni por qué, pero el Doctor Cabrera creía que formaban parte de una especie de enciclopedia de sabios ancestrales. Su hipótesis defendía que una civilización inteligente y evolucionada habría habitado toda la región. Se trataría de una sociedad muy avanzada, con amplios conocimientos de astronomía, física y medicina.

Una ancestral civilización que habría sabido que un cataclismo destruiría gran parte del planeta Tierra y que, en su desesperación por mantener a salvo sus conocimientos y poder transmitirlos a las generaciones futuras, grabó las ya famosas piedras. Unas piedras que, por ser prácticamente indestructibles, sobrevivirían al cataclismo. Por eso las colocaron en un único lugar: una cueva desconocida donde las habrían almacenado, según Cabrera. Pero, con el transcurrir de los años, fueron siendo esparcidas por los alrededores, arrastradas por riadas u otros procesos naturales.

Teniendo en cuenta que en ciertas piedras aparecen representados supuestos dinosaurios, esto significaría que dicha civilización habría coexistido con ellos, lo que supondría un cambio radical en la historia del hombre convencionalmente aceptada.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0