El feto momificado más joven del antiguo Egipto ha sido encontrado en este pequeño sarcófago

El feto momificado más joven del antiguo Egipto ha sido encontrado en este pequeño sarcófago

El más joven humano totalmente momificado de la sociedad del antiguo Egipto se ha descubierto en un pequeño sarcófago que fue excavado en Giza hace más de un siglo.

Cuando los arqueólogos descubrieron el primer ataúd de 44 cm de largo en 1907, asumieron que el paquete pequeño contenía el interior de los órganos momificados que fueron extraídos de los muertos antes del entierro. Recién ahora han sido capaces de echar un vistazo dentro de las vendas para encontrar un pequeña humano en el interior.

«Durante muchos años se pensó que los contenidos eran los restos momificados de los órganos internos que se han eliminado de forma rutinaria durante el embalsamamiento de cuerpos», declaró esta semana el Museo Fitzwilliam en Cambridge, Inglaterra.

La momia está ahora en exhibición en el museo, tras haber sido sometida a análisis a fondo, pero completamente no invasivo, para no causar daños en los restos.

Los egiptólogos en el museo primero trataron de mirar el interior utilizando rayos X, pero los resultados no fueron concluyentes. Por lo que se trasladó al departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge para pedir prestado su escáner CT, donde finalmente pudieron ver el contorno de lo que parece ser un bebé abortado.

Increíblemente, a juzgar por los resultados de la exploración del CT a continuación, el equipo podría incluso hacer una estimación acerca de la edad del niño cuando murió.

Según Ian Johnston de The Independent, el niño habría sido abortado entre las 16 y 18 semanas de embarazo. Sólo como referencia, el ataúd es aproximadamente del tamaño de una caja de zapatos.

Crédito: The Fitzwilliam Museum

«Cortes transversales fueron mostrados por las primeras imágenes de los restos de un pequeño cuerpo humano colocado dentro de los envoltorios, los cuales permanecen inalterados», dijo el museo.

Hemos visto fetos momificados antes – la tumba de Tutankamon contenía dos de ellos, que se estiman murieron aproximadamente a las 25 semanas o 37 semanas de gestación – pero éste es el más joven hasta ahora.

El hallazgo es realmente increíble, pues estamos viendo un bebé de 2.000 años de antigüedad, con los 10 dedos de manos y pies perfectamente conservados. Además este descubrimiento nos dice mucho sobre el antiguo sistema de creencias egipcio. Incluso un niño que no nació tuvo la oportunidad de una «vida futura».

«Este descubrimiento revolucionario nos educa aún más lejos en nuestra concepción de cuán preciados eran los niños no nacidos en la sociedad egipcia antigua», dijo a la prensa Julie Dawson, Jefe de Conservación en el Museo Fitzwilliam. «El cuidado en la preparación de este entierro demuestra claramente el valor atribuido a la vida, incluso en las primeras semanas de su inicio.»

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0