Un ancestral misterio en Nasca (Perú) es resuelto desde el espacio

Un ancestral misterio en Nasca (Perú) es resuelto desde el espacio

Estos agujeros desconcertantes en los valles áridos del sur de Perú nos dicen que en el pasado una sociedad sofisticada floreció aquí.

Unos misteriosos agujeros en espiral, conocidos como puquios, se encuentran en la región de Nasca (Nazca) en Perú. Este es el mismo lugar en donde las imágenes geométricas gigantescas talladas están situadas en el paisaje. Después de años de discusión científica acerca de la función de estos espirales, el misterio de estas formaciones parece estar resuelto.

Vista interna de uno de los puquios en Nasca

Vista interna de uno de los puquios en Nasca

Los habitantes de Nasca dominaron la región desde 1000 A.C. hasta el 750 D.C. Se cree que ellos fueron los crearon de los puquios, que serían un antiguo sistema de acueductos subterráneos. Los orígenes de las formaciones no había podido ser resuelta desde hace décadas, pero de acuerdo con el artículo publicado por Rosa Lasaponara del Institute of Methodologies for Environmental Analysis (Instituto de Metodologías para el Análisis Ambiental), el misterio habría sido ya desentrañado.

La BBC informa que el uso de imágenes de satélites permitió al equipo descubrir finalmente los puquios como un sistema hidráulico complejo, que fue construido para recuperar el agua de los acuíferos subterráneos. Rosa Lasaponara, investigadora italiana, cree que este descubrimiento explica cómo los antiguos pobladores de Nasca fueron capaces de vivir en una región que carece de agua. Por otra parte, no sólo sobrevivieron, sino que también eran capaces de desarrollar la agricultura.

De acuerdo con la Rosa Lasaponara:

«Lo que es claramente evidente en la actualidad es que el sistema de puquios debe haber sido mucho más avanzado de lo que parece en la actualidad. La explotación de un suministro de agua inagotable durante todo el año realizado por el sistema de puquios contribuyó a una agricultura intensiva de los valles en uno de los lugares más áridos del mundo».

La investigadora está convencida de que los embudos tirabuzón se utilizaron para la fuerza del viento a una serie de canales subterráneos, que luego se ven obligados a llevar el agua a través del sistema de áreas que era necesario. Ella cree que los puquios fueron el proyecto hidráulico más sofisticado en la zona de Nasca. El agua estuvo disponible durante todo el año en la vasta zona dominada por el pueblo de Nasca. El agua era útil no sólo para la agricultura, sino también para las necesidades básicas internas.

Los resultados de la investigación realizada por Lasaponara, demuestra que los antiguos pobladores de Nasca tenían un vasto conocimiento de la geología de la región y las variaciones anuales en el suministro de agua.

Para construir los puquios, el pueblo de Nasca debió haber utilizado una tecnología especializada.

Canales de irrigación en Nasca

Canales de irrigación en Nasca

«Lo que es realmente impresionante es el gran esfuerzo, la organización y la cooperación necesaria para su construcción y mantenimiento regular. El mantenimiento se basa probablemente en un sistema de colaboración socialmente organizado, similar a la adoptada para la construcción de las famosas Líneas de Nasca, que en algunos casos están claramente relacionadas con la presencia de agua», dijo Lasaponara.

En un artículo escrito para la Asamblea General de la Unión Europea de Geociencias – que se llevará a cabo a finales de este mes -, Lasaponara y Nicola Masini, dijeron que a pesar de poseer esta obra de ingeniería, los Nasca todavía estaban sujetos a los caprichos de la naturaleza.

«A pesar de la aridez extrema y del medio ambiente, esta región estaba poblada por civilizaciones importantes, como Paracas y Nazca, que florecieron en el período Intermedio Temprano, explicaron.

Los hallazgos de Rosa Lasaponara fueron presentados por la BBC y serán publicados próximamente en Ancient Nasca World: New Insights from Science and Archaeology.

El mundo continúa maravillándose con el hecho de cómo una cultura que desapareció en el año 750 D.C. construyó un sistema acuífero eólico técnicamente sofisticado, que aún funciona hoy en día.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0