Investigan la misteriosa ausencia del «cromosoma Y» que nos mantuvo separados de los Neandertales

Investigan la misteriosa ausencia del «cromosoma Y» que nos mantuvo separados de los Neandertales

Los seres humanos modernos se separaron de los neandertales hace unos 600.000 años – y un nuevo estudio muestra que el «cromosoma Y» podría ser lo que mantiene a las dos especies por separado.

Parece ser que en el pasado éramos genéticamente incompatibles con nuestros antiguos parientes – y los fetos varones concebidos con hombres Neanderthal habrían sido abortados. Se ha sabido que algunos cruzamientos entre nosotros y los neandertales ocurrieron más recientemente – hace alrededor de 100.000 a 60.000 años.

Genes neandertales se han encontrado en nuestros genomas, en los cromosomas X, y se han relacionado con rasgos como el color de la piel, la fertilidad e incluso la depresión y la adicción. Ahora, un análisis de un «cromosoma Y» de un neandertal de sexo masculino de 49.000 años de edad, procedente de El Sidrón, España, sugiere el cromosoma se ha extinguido aparentemente sin dejar ningún rastro en los humanos modernos.

Esto podría haber ocurrido, según el estudio sugiere, debido a las diferencias genéticas existentes los descendientes híbridos que tenían este cromosoma eran infértiles – un callejón sin salida genético.

Cuatro mutaciones genéticas

Fernando Méndez, de la Universidad de Stanford, y sus colegas compararon el cromosoma Y de los Neanderthal con el de los chimpancés y los seres humanos antiguos y modernos.

Ellos encontraron mutaciones en cuatro genes que podrían haber evitado el paso del cromosoma Y en la línea paterna de los hijos híbridos.

«Algunas de estas mutaciones podrían haber jugado un papel en la pérdida de cromosomas Y Neanderthal en las poblaciones humanas», dice Méndez.

Por ejemplo, una mutación en uno de los genes, KDM5D que desempeña un papel en la supresión del cáncer, ha sido previamente vinculado a un mayor riesgo de abortos involuntarios, ya que puede provocar una respuesta inmune en madres embarazadas.

«Eso podría ser una razón por la que no vemos los cromosomas Y de Neanderthal en las poblaciones humanas modernas», dice Mark Pagel un biólogo evolutivo de la Universidad de Reading.

También podría ser un factor de mantenimiento de las dos especies como especies separadas.

Los investigadores también utilizaron las nuevas secuencias de ADN para estimar el momento en que el ancestro común más reciente del neandertal y humano existió. Se ha estimado una cifra de hace unos 590.000 años, lo que concuerda con otras estimaciones brindadas por otros dos grupos.

Esta investigación ha sido publicada en The American Journal of Human Genetics.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0