Reconstruyendo la historia: Unirán y digitalizarán miles de fragmentos de los rollos del Mar Muerto

Reconstruyendo la historia: Unirán y digitalizarán miles de fragmentos de los rollos del Mar Muerto

Descubiertos en una cueva en la región de Qumran, en Israel, en 1947, por el joven pastor beduino Muhammad al-Dib, los pergaminos llamados: «los Rollos del Mar Muerto», unas de las copias más antiguas que se conocen del Antiguo Testamento, se convirtieron en el más importante hallazgo de todos los tiempos, y en una pieza clave y prácticamente única para rescatar y dar a conocer parte de la verdadera historia de la humanidad.

Ahora, un grupo de informáticos e investigadores de Israel y Alemania, están creando un proyecto para digitalizar los rollos del Mar Muerto. El propósito es que la plataforma digital permita a los estudiosos de todo el mundo, unir los fragmentos de los miles existentes y pertenecientes a los manuscritos antiguos encontrados en las cuevas del Desierto Judeo.

«Miles de fragmentos fueron hallados, algunos de diminuto tamaño. Desde entonces muchos académicos han estado trabajando para unir un fragmento con otro», dijo la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI).

Miles de fragmentos de los «Rollos del Mar Muerto» ahora serán unidos y digitalizados para poder ser estudiados las últimas técnicas de imagen.

Miles de fragmentos de los «Rollos del Mar Muerto» ahora serán unidos y digitalizados para poder ser estudiados las últimas técnicas de imagen.

Luego del hallazgo en 1947, excavaciones posteriores en once cuevas develarían copias de libros del Antiguo Testamento y otros textos escondidos allí por aproximadamente 2.000 años. En total se logró recuperar unos 40.000 fragmentos, de este complejo «rompecabezas», que al ser organizado sin duda responderá muchas interrogantes.

La Agencia Judía de Noticias dice que el proyecto está siendo financiado con más de $1.7 millones de dólares por el Deutsch-Israelische-Projektförderung (DIP) y administrada por el Deutsche Forschungsgemeinschaft (DFG). En este titánico estudio actualmente colaboran la Academia Göttingen de Ciencias y Humanidades (Alemania), la Autoridad de Antigüedades de Israel, la Universidad de Haifa y la de Tel Aviv, pero en un futuro se espera que la colaboración sea mundial.

Los resultados principales de la iniciativa será crear un espacio de trabajo virtual y mejorado que permitirá que académicos de todo el mundo trabajen juntos de manera simultánea, y armar una plataforma nueva para la producción colaborativa y la publicación de ediciones de los Rollos del Mar Muerto.

La agencia EFE describe que los rollos del Mar Muerto, o Manuscritos de Qumrán, son el testimonio escrito original más detallado sobre la vida en el Reino de Judea en los siglos anteriores a la conquista romana (siglo I) y contienen desde textos bíblicos a todo tipo de contratos judíos de carácter civil y matrimonial.

Han sido datados entre el siglo III a.C. y el I de nuestra era, guardan entre sus códigos un testimonio directo de la sociedad judía en la tierra de Israel durante el periodo del Segundo Templo, una época en que ocurrió el nacimiento del cristianismo y del judaísmo rabínico, según ha explicado el Museo de Israel, que guarda una buena parte de los manuscritos originales.

Imagen digitalizada al unir varios fragmentos de un rollo.

Imagen digitalizada al unir varios fragmentos de un rollo.

Los manuscritos de Qumrán están escritos en hebreo y arameo y algunos otros ejemplares en griego. Se cree que fueron escondidos en cuevas por los esenios, en un intento de salvaguardarlos de los romanos. Los esenios habrían pensado recuperarlos luego, algo que nunca ocurrió. Otros investigadores creen, sin embargo, que los documentos no fueron copiados por los esenios sino que procedían de distintas lugares del reino de Judea y que se escondieron en Qumran hacia el año 70 de la era cristiana para preservarlos de los romanos.


Este nuevo proyecto, permitirá que diversos investigadores puedan tener acceso a todos los documentos, inspeccionarlos, encontrar características similares entre ellos, unirlos e interpretarlos; utilizando para ello nuevas técnicas de imagen con lo que podrán ver detalles antes invisibles al ojo humano.

También puede leer: Descubren el texto bíblico más antiguo desde los manuscritos del Mar Muerto

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0