Neandertales y el Homo Sapiens se cruzaron antes de lo que se creía

Neandertales y el Homo Sapiens se cruzaron antes de lo que se creía

El primer apareamiento entre neandertales y humanos anatómicamente modernos tuvo lugar 35.000 años antes de lo que se creía hasta ahora.

Los científicos, codirigidos por Sergi Castellano, del Instituto de Antropología Evolutiva Max Planck en Leipzig, Alemania, han dado un auténtico giro a la historia. Han descubierto que hubo al menos dos cruces entre el hombre anatómicamente moderno y los neandertales. Uno en Europa hace unos 50.000 años, que ya se conocía, y otro anterior, completamente inesperado, que se produjo hace 100.000 años en Oriente Medio. Por si fuera poco, hay otra gran sorpresa. Desde que en 2010 Svante Päävo desentrañó el genoma neandertal, es sabido que en esa segunda cita ellos nos transmitieron sus genes, motivo por el que todas las personas de origen euroasiático llevan esa pequeña herencia en su «código de barras» -alrededor del 2% de nuestro genoma es neandertal-, pero resulta que también sucedió al revés: en la primera hibridación fuimos nosotros quienes les aportamos nuestro material genético.

Este reciente estudio ha sido publicado en la revista Nature.

El estudio parte del análisis de los genomas completos de un neandertal y un denisovano (otro misterioso ancestro humano) de las montañas de Altái en Siberia, cerca de la frontera entre Rusia y Mongolia, y la secuencia del cromosoma 21 de un neandertal de la cueva asturiana de El Sidrón y de otro de Vindija, en Croacia. Los resultados plantean un escenario completamente nuevo. Probablemente gracias a un cambio climático favorable, los humanos modernos salieron de África hacia Asia hace más de 100.000 años, una expansión revelada por los restos encontrados en los yacimientos israelíes de Skhul y Qafzeh. Pudieron hacerlo por dos vías: a través de lo que ahora es Egipto e Israel o por la franja del Mar Rojo o el Cuerno de África hacia la Península Arábiga.

Representación de la salida de África de los sapiens hace 100.000 años

Representación de la salida de África de los sapiens hace 100.000 años

«Muchos creían que fue una migración fallida, sin descendencia, y que no llegaron muy lejos, pero unas herramientas de piedra recuperadas al sur de Arabia y los restos hallados en China recientemente nos dicen lo contrario», explica a ABC Antonio Rosas, profesor de investigación del CSIC en el Museo Nacional de Ciencias Naturales y coautor del estudio. Probablemente, estos humanos modernos se extinguieron más tarde y por eso no forman parte de nuestros ancestros.

Antonio Rosas sostiene un fémur de neandertal.

Antonio Rosas sostiene un fémur de neandertal. CSIC

Según los investigadores, tras los resultados de este último estudio se puede afirmar que los neandertales habrían podido heredar de los ‘Homo sapiens‘ la función del habla articulada, ya que entre los diferentes cromosomas analizados del ADN de los neandertales se detectó un fragmento del genoma FOXP2, que se encuentra en el cromosoma 7 y está relacionado con el lenguaje.


Diversas especies humanas existieron en el pasado, cada una de ellas muy distinta anatómicamente de la otra. Muchos estudiosos han planteado como es posible que la especie que prevaleció: el Homo sapiens, haya evolucionado tan “rápido”, a diferencia de lo que vemos en la naturaleza, procesos de evolución que han tomado millones de años. ¿Acaso alguien influyó en el proceso evolutivo humano acelerándolo? Existen muchas teorías relacionadas a esto, y que podrían esconder la verdadera historia de la humanidad.

También puede leer: Científicos lo confirman: «Los ‘Hobbits’ no eran humanos»

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0