La raza de los reptilianos: Viviendo entre los seres humanos durante siglos

La raza de los reptilianos: Viviendo entre los seres humanos durante siglos

A lo largo de la historia, hemos oído relatos acerca de criaturas de aspecto extraño que al parecer viven entre nosotros en la Tierra. Hay tantas historias sobre entidades del tipo reptil, tanto en el pasado y en el presente, como si estos seres hubieran estado desde el principio de los tiempos presentes en nuestro planeta.

La Historia los menciona en muchas ocasiones y tiempos, y los avistamientos son cada vez más frecuentes hoy en día. Ha habido historias de seres mitad humanos, mitad reptil durante siglos, pero, ¿es esto es sólo el resultado de la imaginación humana o hay algo más acerca de estos seres extraños que han conquistado nuestros textos de historia?

Mirando hacia atrás en la historia, nos encontramos con varios cuentos sobre extrañas criaturas, que eran adorados por nuestros antepasados. En América, Quetzalcóatl, Kukulkan, son algunos de los dioses que son, seres reptilianos adorado como dioses. Quetzalcóatl es una deidad mesoamericana cuyo nombre proviene de la lengua náhuatl y significa “serpiente emplumada”. El primer culto conocido de una serpiente emplumada fue documentado en Teotihuacan en el siglo I a.C. o en el primer siglo después de Cristo.

Quetzalcóatl, Kukulkan, los antiguos dioses relacionados estrechamente con el culto a la serpiente

Quetzalcóatl, Kukulkan, los antiguos dioses relacionados estrechamente con el culto a la serpiente

Una deidad representada como una serpiente emplumada ha sido adorada por muchos diferentes grupos étnico-políticos en la historia de Mesoamérica. La representación iconográfica más antigua de la deidad se cree que se encuentra en la Estela 19 en el sitio Olmeca de La Venta, que representa una serpiente elevándose detrás de una persona que probablemente participa en un ritual chamánico.

Se cree que esta pintura fue hecha alrededor del 900 antes de Cristo. Para los aztecas, Quetzalcóatl era, como su nombre lo indica, una serpiente emplumada, un reptil volador (muy parecido a un dragón), que era un boundary-maker  (algo así como un fabricante de límites o quien pone los límites en un área) y un transgresor entre la Tierra y el cielo. Era una deidad creadora a quien se le atribuye haber contribuido esencialmente en la creación de la humanidad. Kukulkán es el nombre de una deidad serpiente maya que también sirve para designar a personas históricas.

Aunque en gran medida mexicanizado, Kukulkán tiene sus orígenes entre los mayas del período clásico, cuando era conocido como Waxaklahun Ubah Kan, la serpiente de guerra, y que ha sido identificado como la versión Posclásica de la Visión de la Serpiente del arte maya clásico.

Pero estos “relatos” no sólo están presentes en las culturas mesoamericanas, también están fuertemente presente en Asia y otras civilizaciones asiáticas antiguas que mencionan a emperadores y dioses dragón.

¿Es posible que el hombre antiguo interactuó con estos seres extraños que hoy llamamos los reptilianos? Algunas personas incluso interpretan los textos de la Biblia y sugieren que están vinculados con criaturas reptiles de otro mundo. Los serafines, y podemos leer sobre ellos en el libro de Isaías. En la Biblia el libro de Génesis tiene una historia sobre una serpiente que tienta a Eva con el ofrecimiento del fruto prohibido del árbol del conocimiento.

Eva es convencida por la serpiente y ella come de lo manzana y cambia para siempre la historia humana, haciendo que Adán y Eva sean expulsados ​​del Jardín de Edén, y la serpiente castigada y condenada a arrastrarse por el suelo como un castigo por su desobediencia a la voluntad de Dios. En la antigua leyenda, según los textos, la serpiente que ofreció el fruto prohibido a Eva era una figura humanoide. Lo que tenemos aquí es una descripción de un ser reptil en la Biblia.

Los antiguos textos indican que la serpiente que tentó a Eva y mencionada en el Génesis, era un humanoide, antes de que sea maldecida a arrastrarse.

Los antiguos textos indican que la serpiente que tentó a Eva y mencionada en el Génesis, era un humanoide, antes de que sea maldecida a arrastrarse.

En el Corán también tenemos historias extrañas sobre seres que se llaman los Djinn, que estaban de acuerdo con los textos, presentes en la Tierra antes de los seres humanos. La historia cuenta que en un momento Iblis, el líder de la Djinn ofende a Dios y fue maldecido al igual que las serpientes en el jardín del Edén quedando atrapados en la Tierra para siempre.

Hay una leyenda Hopi sobre tres ciudades de la costa del Pacífico que estaban completamente bajo tierra, y de acuerdo con esta leyenda, hace 5.000 años una lluvia de meteoritos causó que seres extraños, que son descritos como la gente lagarto buscara refugios subterráneos . Estas criaturas construyeron una elaborada red de túneles ubicados debajo de Los Ángeles, con el uso de tecnologías avanzadas que incluso podían derretir la roca. En Benarés, India, hay una leyenda casi idéntica que habla sobre el Pozo de Sheshna, que en la leyenda hindú es una entrada a una ciudad subterránea de los Nagas que según los textos, son una raza de hombres serpiente semi-divinos que viven en una ciudad subterránea, llamada Pâtâla. Según la mitología, es un lugar de gran poder y sólo hombres santos pueden hacer contacto con ella.

Tenemos diferentes culturas que comparten prácticamente las mismas creencias. Estas culturas que de acuerdo a la historia nunca estuvieron interconectadas comparten muchas historias similares. ¿Cómo es eso posible?”

La cultura Ubaid es otro gran ejemplo de cuentos que hablan de seres extraños que se asemejan a la descripción de lo que hoy conocemos como los reptilianos. La cultura Ubaid se extendió hacia el norte cruzando la Mesopotamia reemplazando gradualmente a la cultura Halaf.

Estautilla Ubaid que representa según los investigadores una escena de amamantamiento que habría sido reproducida por artesanos antiguos.

Estautilla Ubaid que representa según los investigadores una escena de amamantamiento que habría sido reproducida por artesanos antiguos.

El arqueólogo británico Sir Leonard Woolley fue de los primeros en excavar el actual Irak en busca de evidencia de una de las comunidades agrícolas más antiguas del mundo. Una figura humanoide con características de lagarto fue descubierta y causó una gran conmoción entre los arqueólogos. Figurillas que representan seres de aspecto extraño, con una mirada de lagarto son únicas y se muestran en poses poco ceremoniosas que parecen indicar que no eran dioses, sino quizá seres ordinarios que vivían entre los humanos.

COMMENTS

WORDPRESS: 2
  • comment-avatar
    alexia 1 año

    creo que estan por todos lados entre nosotros.

  • comment-avatar
    gabriel vargas jauregui 1 año

    Nuestra rapides de entendimiemto nuestra participacion en los eventos y el desaroyo en tam corto plaso ake se deve pues a un origen alienigeno k tenemios en nuestro sistema digestibo tenemos la cantidad de bacterias k las galaxis del universo ake sedeve ala suerte no creo

  • DISQUS: 0