Película de invasión extraterrestre ‘La quinta ola’ argumenta la existencia de Dios

Película de invasión extraterrestre ‘La quinta ola’ argumenta la existencia de Dios

La quinta ola (“The 5th Wave”) parece ser una película que trata sobre la destrucción del mundo, pero un portal web ha catalogado esta película como “un argumento para la existencia de Dios” cuando uno de sus personajes — un extraterrestre, nada más y nada menos — habló sobre el amor.

En un artículo escrito para WND, el comentarista de cine Drew Zahn dice a primera vista, “The 5th Wave,” que se basa en la novela best seller del New York Times escrito por Rick Yancey, “parece una película más de acción / romance”, según informa el sitio Christian Today.

La pelicula trata sobre una invasión extraterrestre a la Tierra, en la cual los alienígenas usan diversas “olas”, como inundaciones, enfermedad y muchas más en su intento por erradicar la humanidad de la faz de la Tierra (¿Les recuerda algo?). Cuando las personas se enfrentan a la quinta ola, una superviviente de 16 años llamado a Cassie Sullivan intenta proteger a su hermano pequeño Sammy.

“La acción de la película es bastante entretenida y tira de las fibras del corazón muy duro, pero como la mayoría de películas de este género, tiene ausencia de personajes adultos significativos y además Hollywood encasilla la película de lleno para los adolescentes solamente”, observa Zahn.

La quinta ola ("The 5th Wave"), película que trata sobre un fin del mundo causado por un ataque alienígena

La quinta ola (“The 5th Wave”), película que trata sobre un fin del mundo causado por un ataque alienígena

Pero recalca la escena donde un extraterrestre intenta hablar de amor. “Nuestra especie cree que el amor es sólo un truco”, dice el extraterrestre. “Una manera de proteger su futuro genético.”

Para Zahn, la conversación es importante porque “se planta una gran semilla de la duda en la prevalente cosmovisión naturalista de nuestro tiempo.”

“Alentado por la teoría de la evolución, esta visión del mundo sugiere que el universo natural es todo lo que hay y que las emociones o instintos nos parecen más que un producto de esa evolución. No hay lugar para lo sobrenatural, y sin la posibilidad de ponerlo en un tubo de ensayo, no hay lugar para Dios”, explica.

“Pero aún así, hay algo profundo dentro de nosotros que rechaza esta idea. Algo que quiere creer en el propósito, en el diseño, en las cosas – como el amor – que es mayor que las sobras evolutivas”.

Zahn añade que cada vez que una persona dice “Te amo”, esa persona ya está argumentando que “algo más que lo natural es real”. Al hacerlo, la gente está haciendo “un argumento de Dios.”

También puedes leer: Dos científicos han demostrado que el alma existe y que “nunca muere sino que vuelve al Universo”

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0