Gary McKinnon: Testigo de los secretos OVNI de la NASA y la armada de EE.UU.

Gary McKinnon: Testigo de los secretos OVNI de la NASA y la armada de EE.UU.

Un hacker logra burlar la seguridad informática de la NASA y de la armada de EE.UU., y es testigo de documentos que retratan toda una serie de encubrimientos en el tema OVNI y extraterrestre. Esto no es la trama de una película, sucedió en la realidad, y el hacker se llama Gary McKinnon.

Durante el año 2001 y 2002 Gary McKinnon, un experimentado hacker ubicado en el norte de Londres, comienza su búsqueda de evidencia acerca de como los poderes ocultos frenan cualquier avance en energías libres y encubren la verdadera actividad OVNI. McKinnon rompe la seguridad y logra ingresar a 16 ordenadores de NASA y a otras decenas de equipos del ejército, Marina de Guerra, Fuerza Aérea y del Departamento de Defensa de EE.UU.

Según se reveló McKinnon obtuvo acceso a los mayores secretos de estado, desde incidentes OVNI y la aplicación de ingeniería inversa para tratar de reproducir la tecnología de los OVNIs caídos o UFO crash en diversas partes del mundo. Sin embargo esto le causó una inmensa red de problema legales.

Gary McKinnon

Los estadounidenses afirmaron que los daños causados por el hacker equivalían a $800 mil dolares (entre daño a equipos y otros). El 16 de octubre de 2012, luego de una serie de juicios en Gran Bretaña, la Secretaria de Estado Theresa May (política británica) retira su pedido de extradición que le había impuesto Estados Unidos. Ella tomó dicha decisión cumpliendo con lo que dicen los derechos humanos debido a los informes médicos advirtiendo que McKinnon, quien tiene síndrome de Asperger y sufre de enfermedad depresiva, podría atentar contra su vida si era enviado a juicio en Estados Unidos.

El 14 de diciembre de 2012, el Director de la Fiscalía, Keir Starmer, anunció que McKinnon no sería procesado en el Reino Unido debido a dificultades de llevar un caso contra él cuando la evidencia se encontraba en los Estados Unidos. McKinnon había sido acusado de cometer el ‘mayor hack en equipos militares de todos los tiempos’ y si era declarado culpable en Estados Unidos, hubiera enfrentado una condena de 70 años de prisión y el pago de hasta $ 2 millones en multas.

Lo que todos queremos saber: ¿qué descubrió McKinnon?

Antes de tomar la decisión que casi trunca su vida, McKinnon había tenido conocimiento de que mucha de la información acerca de la existencia de visitas extraterrestres era ocultada al público, y de como la NASA alteraba las imágenes que se tomaban del espacio o de planetas; imágenes que mostraban OVNIs.

Cuando McKinnon hackeó los sistemas del Centro Espacial Johnson, encontró una imagen de alta definición de un objeto grande con forma de cigarro sobre el hemisferio norte. Cuando hackeó otros sistemas encontró un registro que detallaba una lista de oficiales no-terrestres… que él creía que era la evidencia de que el ejército estadounidense tiene una flota secreta en el espacio.

Él dijo lo siguiente:

Encontré una lista de nombres de oficiales… bajo el título de “Oficiales no-terrestres“. Lo que no significa que sean hombrecitos verdes. Lo que creo que significa que no se encuentran en la Tierra. Encontré una lista de ‘transferencias entre flotas’ y una lista de nombres de las naves: el USSS LeMay y el USSS Hillenkoetter. Yo los vi. No eran barcos de la Marina estadounidense. Lo que vi me hizo creer que tienen algún tipo de nave espacial, fuera del planeta”.

El gobierno de Estados Unidos que se mostró indiferente a la información que encontró McKinnon, continúa alegando que el ataque realizado por Mckinnon, los hizo vulnerables a los ataques del 9/11 ocurridos poco después. McKinnon niega esas afirmaciones y dice que nunca había actuado con intención maliciosa.

En 2009, McKinnon dijo a la BBC lo siguiente:

No soy ciego a la criminalidad, pero estuve en una cruzada moral. Yo estaba convencido, y había buena evidencia para demostrar que ciertas partes secretas de las agencias de inteligencia del gobierno estadounidense tenían acceso a tecnología extraterrestre estrellada que podría, en estos días, ayudar a concebir la tan ansiada energía libre, limpia, libre de contaminación. Pensé que si alguien estaba encubriendo esto, es inconstitucional bajo la ley estadounidense. No pienso en penas de cárcel por el momento”.

En 2005, McKinnon dijo a the Guardian lo siguiente:

Una vez que estás en la red, usted puede hacer un comando NetStat: estado de la red – y enumera todas las conexiones de la máquina. Hubo piratas de Dinamarca, Italia, Alemania, Turquía, Tailandia… cada noche por los cinco a siete años todos estaban haciendo esto”.

Es muy sabido que existen intereses ocultos que encubren todo tipo de descubrimiento referido a nuevas formas de obtener energía sin contaminar el planeta, por lo que es totalmente lógico que ante una tecnología extraterrestre que sea el Santo Grial de la generación de Energía Libre y Limpia, estos monopolios siniestros tiemblen y traten de ocultarla. Aunque Gary McKinnon sea considera un terrorista informático en los Estados Unidos, es posible que haya sido impulsado por un afán de conocer la verdad que nos ocultan.

Entrevista a Gary McKinnon realizada por Proyecto Camelot

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0